Wednesday, September 06, 2006

Le dije que no me lo dijera...

Un amigo. Que tiene un amigo cineasta, que necesitaba el número de una celebridad. Supongamos, de Mario Sánchez. A cambio de pasar al cineasta el móvil de Mario Sánchez, pidió el número de una amiga de la novia de mi amigo cineasta. Necesitaba una excusa para llamar. La mejor que se le ocurrió fue presentarse y decirle: "¿Te acordás del episodio en que Maxwell Smart intercambia espías con KAOS? Buenos, yo cambié el número de Mario Sánchez por el tuyo. ¿Cenamos el viernes?".

El plan debió ser abortado, cuando en un esfuerzo de producción, el cineasta averiguó a través de su novia que el objeto de deseo no es fan de Get Smart!

1 Comments:

At 6:21 AM, Anonymous Barna said...

Y si. Hay gente para la cual un bozal tendria el efecto equivalente a un lifting + lipo en lo que a sex-appeal se refiere.

 

Post a Comment

<< Home