Thursday, September 07, 2006

Acerca de genitales y artículos de Norman Mailer y música de jazz

Ya circulan por la red las fotos de María Susini para Playboy. Y como era de preveer, toda una decepción. Si hasta se cubre los pies. Nada que no se vea una tarde en Palermo, entre jóvenes madres que reclaman el derecho al aborto (porque no sólo tienen dinero para pagar uno, sino suficiente para criar a un hijo), y que como ya no son apetecibles para sus maridos (y por ende para nadie con gusto), exhiben un pecho decaído con la excusa de alimentar al niño.

Pero en fin, es lógico que María se crea transgresora por tan poco, en un tiempo y lugar en que un aspirante a escritor fracasado très cool relata su paso por la marcha de Blumberg creyéndose Phil Dick hablando arameo en un viaje de ácido. Cuando apenas si fumó siquiera marihuana, sino más bien un híbrido de hojas criadas a base de orines de gato y whisky malo (tan cool que ni siquiera es capaz de llevar a la práctica una humillación, por demás pensada para ser dirigida a un desgraciado que trabaja en una cadena de comida basura).

Lo cierto es que, una vez más, la innecesaria reedición local de la revista para caballeros demuestra la menor razón de ser. En otros tiempos había genitales y publicaba artículos de Norman Mailer; hoy tetas tan retocadas que parecen una puta animación por computadora (que, como diría Tarantino, para eso mejor quedarse en casa y poner la pija en el Nintendo), y opiniones de Sandra Russo, egresada de la Escuela de Payasos y magna cum ladem de las hermanas mogólicas de Carrie Bradshaw.

Mejor darse una vuelta por librerías de saldo y hacerse con un ejemplar de la increíble Guía Playboy de Jazz de Neil Tesser. Que no tendrá culos ni tetas ni cagetas pero es lo mejor que se escribió sobre el género, junto al All what jazz de Larkin y a la lamentablemente inconseguible guía de Peter Clayton y Peter Grammond, alguna vez editadas por Bruguera. Y si se anda de suerte, no dudar en hacerse con la también descatalogada antología de Barry Golson, Entrevistas de Playboy (Emecé), donde tampoco habrá conejitas pero sí la palabra de Nabokov, Mel Brooks, Cassius Clay y otros notables.

5 Comments:

At 11:47 PM, Blogger mariano said...

si, claro, esa nota (?) del tal docampo en tp fue una de las cosas más, involuntariamente, grotescas que aparecieron ultimamente. en otro blog dicen que el tipo se gana la vida como "vocero de diputados" lo cual aclara bastante las cosas.
sandra russo puede ir bien en la cartelera de alumnos destacados del cnba: al lado del tándem dorio & caparrós y debajo de los más simpáticos mactas & hanglin.

 
At 9:40 AM, Anonymous Barna said...

Si todo blog es la respuesta a la pregunta que nadie hizo, de todas maneras hay preguntas aun menos hechas que otras, caso de la nota que menciona.

Rolando Hanglin es del nacional? Mira vos. Va a mi club; dicen que se tira en bolas en los bancos y que ademas boxea fulero, asi que mejor no meterse con el.

 
At 10:45 AM, Anonymous Marcelo said...

por qué será que cualquier cosa medianamente bien hecha en otras partes (por caso, USA), cuando la agarra alguien aquí e intenta replicarla, se convierte en una bazofia?
pasa, según me contaron (no tengo TV), con "Amas de casa desesperadas", pasa con Play Boy, pasa, incluso, con el sistema democrático...
buena tu recomendación de libros de jazz. La guía de Play Boy de jazz es excelente.
y esas entrevistas editadas en su momento por Emecé también son muy buenas.
saludos

 
At 7:37 PM, Anonymous Anonymous said...

magna cum laude

 
At 8:55 PM, Anonymous Anonymous said...

no sabía que la democracia norteamericana fuera muy desmejorable. 50% no vota; hay sólo dos partidos. mucho discurso pero pura plutocracia. acá por lo menos se puede soñar con robarle el aparato al otro; en fin...
cato

 

Post a Comment

<< Home