Tuesday, November 08, 2005

Sobre el post anterior

¿Qué Larry Flint (¿o fue Stephen Hawkins?) no nos había enseñado que las opiniones y las expresiones en general son como los culos (todos tenemos uno y pensamos que el del otro es una mierda), y que por ende son nada más que eso, apreciaciones sobre el mundo que se podrán compartir o no, pero que están a años luz de ir contra la constitución, que de hecho garantiza las libertades individuales y de pensamiento?

Probablemente el lector promedio considerará la revista Paparazzi como un caso de vulgaridad y mal gusto extremos, ¿pero pediría su prohibición dado que incita a que "nuestros hijos y nietos sean atrapados por substancias adictivas" (o mejor dicho "materias" como el orto de Viviana Colmenero o las tetas de Ximena Capristo)?

De hecho, desde el paternalismo de esta gente, evidentemente los jóvenes son tan provincianos e ingenuos como en una película de Landriscina, por lo cual es raro que no pidan extender el derecho al aborto hasta los doce años de edad, dado que es cuando se comienza a desarrollar el pensamiento abstracto y por ende rechazar los ¡¡¡mensajes "subliminales"!!! que reclaman que llenemos nuestros cuerpos de drogas.

3 Comments:

At 8:39 AM, Anonymous Anonymous said...

Fijate que está mal el link a Charlas de Quincho

 
At 10:53 AM, Blogger seño said...

vos x te gusta el whisky y fuiste a un colegio privado, sos muy rapido, MdC ******** pero a solas te imagino
l l l e n t o

 
At 7:25 PM, Anonymous Lanny Hangling said...

Qué buen dirty talk, seño.

Qué tal si arreglamos encuentro en club de swingers?

 

Post a Comment

<< Home