Friday, November 04, 2005

La casa de Subiela

Hace un par de años, previo partir a iniciar su doctorado en la New York University, una amiga nos invitó a su nueva casa, que había sido el hogar de Eliseo Subiela. Es decir, resultaba en algún punto perturbador atravesar los muros del sitio que las había hecho de hipoteca para financiar la obra del director.

Apenas entramos, la dueña de casa nos mostró un muro con retratos familiares, en el que Eliseo solía colgar sus trofeos personales: una foto con la modelo Mariana Arias durante el rodaje de "No te mueras sin decirme a dónde vas", una carta del Sundance en la que el mismísimo Robert Redford no escatimaba halagados para con su obra, los diplomas que certificaban sus premios en el festival de Montreal (certamen denunciado por irregularidades financieras, corrupción y clientelismos a nivel familiar y violación de las normas certificadas por la FIAP que le valió en 2004 la pérdida de su clasificación "A").

El punto es que tras un par de películas que habían superado el millón de espectadores, Eliseo decía sentirse defraudado por su país a raíz de que nadie había ido a ver "El lado oscuro del corazón 2"; el apoyo moral de Carlos Menem, reunión en Anillaco mediante, no había sido suficiente para sacar adelante su megaproducción sobre la guerra de la triple alianza de doce millones de dólares de presupuesto; "Las aventuras de Dios" ni siquiera había conseguido distribuidor local. Genio incomprendido en lo mejor de su carrera, Eliseo decidió aceptar una oferta para enseñar en el extranjero. De ahí que decidiera vender su hogar.

El padre de nuestra amiga le recomendó que girara el dinero al exterior. Incluso le explicó cómo debía hacerse. Pero Eliseo no le hizo caso y lo depositó en la sucursal local de la Banca Nazionale del Lavoro. Noviembre de 2001. Al mes Cavallo anuncia la incautación de cuentas bancarias.

¿Podíamos agradecer a Cavallo que Subiela no volviera a filmar mujeres volando, tipos recitando a Benedetti, diálogos más falsos que un billete de tres dólares y más inverosímiles que un habitué del Shamrock resolviendo cuasiecuaciones?

No. Está por estrenar algo que se titula "Lifting del corazón".

1 Comments:

At 9:31 AM, Anonymous Rebautizada said...

Aguante Cavallo!!! Nunca pensé que se iba a poder reivindicar...ahora con ese título no me imagino otra cosa más que un aborto al estilo la foca. Sin ofender, que quede claro...

 

Post a Comment

<< Home