Tuesday, November 28, 2006

Aires y Benson y el cine de la nostalgia

Aires y Benson ya vieron las dos últimas películas de dos realizadores que parecían perdidos. Muy perdidos. Perdidos para siempre. Al punto que se interesaron en las mismas no por sus respectivos directores, sino por la presencia de Scarlett Johansson (mientras esperan su disco de covers de Tom Waits, anunciado para principios de 2007). Pero sorpresa. Las dos películas resultaron buenas. Muy buenas. De lo mejor que vieron en el año. Y nada sorprendente. No fueron estrenadas en este horrible país, y hasta donde saben una de las mencionadas siquiera tiene exhibición garantizada.

Los perdidos son Woody Allen y Brian DePalma, y sus filmes Scoop y The black dahlia. Y no pueden ser títulos más diferentes entre sí. El último Woody es una fábula muy ligera, con elementos fantásticos, como aquellas que solía rodar a la hora de tomarse un respiro entre sus trabajos más ambiciosos. Con (buenas noticias) Woody actuando en vez de delegar a un imitador que se puede llamar Kenneth Brannagh, John Cusack o Will Ferrell. Hace de mago. Como Aires y Benson no son Mariana Enriquez, no quieren contar mucho de la película, aunque como indicio dirán que si en Melinda&Melinda la parte de la comedia era lo que Woody sabe hacer tan bien, y la dramático lo que en ocasiones le sale tan mal; Scoop podría pensarse como qué hubiera sido de Match point si se hubiera tratado de una comedia. La respuesta: resultados mucho más felices (y no porque la resolución lo sea) y (mucho) menos exitosos en cuanto a repercusión. Incluso a pesar de que, nuevamente, la ópera reemplaza el dixieland y el swing (aunque esta vez sí está bien utilizada).

Respecto a The black dahlia, antes de verla imaginaron su lucha cabeza-a-cabeza en la próxima edición de los Razzies, en la categoría Peor Película del Año, contra La dama en el agua y Las Torres Gemelas. Luego de verla ratificaron la sensación, no porque la película sea mala sino porque el mundo es un lugar muy injusto. De Palma se desprende de la novela de Ellroy, y una vez más, hace una remake de Psicosis. Elimina subtramas y en donde Ellroy se aparta y rectifica que el culpable no tiene un rostro, De Palma resuelve el misterio desnudando miserabilismo que hacen que los de Chinatown parezcan una ingenuidad de Scooby Doo. Y no porque Ellroy sea lo que se dice un "optimista", sino porque De Palma ya no parece creer en nada más allá del cine (un poco lo que le pasa a la generación post-Nouvelle vague, de Wenders a Spielberg). The black dahlia es absolutamente misógina, terriblemente pajera, tiene una trama completamente intrincada y si cabe un disimulado happy end es más por convención fiel que para sumar espectadores. En concreto, no se le puede pedir más perfección.

La buena noticia es que De Palma promete una precuela de Los intocables, y un film de chambre con psicópata en serie que seduce mujeres y les practica una lobotomía. La mala es que Woody terminó de rodar una tragedia, en la que no actúa. La más que buena inmejorable es que siempre tendremos a Travolta llorando a su novia muerta en El sonido del miedo (una de las diez favoritas de Aires y Benson), y a Woody en el momento más trágico de Crímenes y pecados (una de las veinte o treinte favoritas de Aires y Benson), cuando la mujer que no lo corresponde le devuelve su única carta de amor, y él explica: "estaba plagiada de James Joyce, por eso todas esas alusiones a Dublín."

3 Comments:

At 5:24 PM, Anonymous merrick said...

Viva De Palma, y vivan Blow out, Demente, Misión imposible, Carlito's way, Mujer fatal, Carrie, Hermanas diabólicas, Ojos de serpiente, Vestida para matar, Los intocables, Caracortada, La furia... y Misión a Marte.
Y mejor que se estrene acá La dalia negra, porque si no rompemos todo.

 
At 7:17 AM, Blogger EL ODIANTE said...

Scoop es de las películas de Allen totalmente intrascendentales (Melinda y Melinda, La maldición del escorpión de Jade). La podría no haber hecho que ni sumaba ni restaba en su obra. Lejos esta el hombre todavía de su mejor cine. Eso si, teniendo en cuenta la poronga de Match Point, la noticia es buena.

Y Black Dahlia me muero por verla. Ya sale en DVD zona 1, falta muy poquito. Aquí un fan incondicional de De Palma.

 
At 7:59 PM, Anonymous swan said...

decí "intrascendentes" en lugar de "intrascendentales", suena mucho mejor

 

Post a Comment

<< Home