Sunday, December 17, 2006

Farewell, My Lovely

Iba siendo la hora en que la carroza se está por convertir en calabaza. Y en una última escala hacia los sanitarios, encontramos a "la mujer misteriosa" asomándose por la puerta. No se decidía si entrar o no. Gritaba un nombre. Su novio. Yo sí entré pero no sirvió de mucho, considerando que no había nadie en el baño.

"¿Escuchaste la historia del hombre que salió a comprar cigarrillos y nunca volvió?", no hubo más que preguntarle. Y hubo lugar para un par más de rutinas cómicas. "El amor llega con mucha suerte dos veces en la vida, y vos acabás de echar a perder una", "¿lo hostigabas, lo dejabas salir con sus amigos, quién decidía qué película llevar cuando iban a Blockbuster?". El viejo truco de la comunicación en situación de crisis. Esconder el suicidio de un adolescente en un centro comercial, aprovechar la crisis de la pareja y tener el mejor sexo ya que será por venganza.

Claro que "la mujer misteriosa" recibió un mensaje de texto, en el que su hombre le anunciaba que estaba muy cansado y se iba a su hotel. Más razones para sexo por venganza. O por compasión, a quién le importa. La pareja no funciona. La institución en sí sintetiza la versión fast food de la decadencia de occidente.

Pero no. Dijo: "a este pibe no le da la cabeza", o algo por el estilo, y desapareció. Y regresar al hotel caminando, creyendo que así se aprovechaba la última noche en este pueblo al que llaman ciudad. Muchos adolescentes iletrados, con sus ropas surfers de imitación, compradas en la tienda de la esquina. El deseo de algún lugar en donde detenerse por un vaso de bourbon antes de dormir. Pero en estos lugares los bares no están hechos para solitarios. Sin mencionar que los pardos se conforman con vino, cerveza y champaña, y entonces el whisky se vende diluído y el gin con tónica marca genérica de un supermercado, que lo asemeja a un vodka tonic a base de soda y alcohol fino.

5 Comments:

At 12:17 PM, Anonymous Anonymous said...

Insisto: "Sólo nos queda la literatura", como decía tu ex ligue. Y yo agregaría: "Y los apple martinis". Sí, el trago que toma Aniston en Viviendo con mi ex, y que en La Cigale no preparan tan bien como en mi propia casa (y eso que yo no tengo licor de manzana, sino un simple tropicana en tetra brick). Ya te prepararé uno cuando las olas calmen un poco.

 
At 4:47 PM, Anonymous GC said...

El peor Apple Martini de Buenos Aires es el de Cha Cha Cha Club...

 
At 7:40 AM, Anonymous Cecilio said...

Jaque.

 
At 9:06 PM, Anonymous Matías Pailos said...

Celebro el tinte melancólico de 'a este pibe no le da la cabeza'.

 
At 8:21 PM, Anonymous Anonymous said...

che, pero MdC, GC, Cecilio, Pailos, ya estamos todos para el brindis de navidad con Apple Martini! Enhorabuena! Les prepararé uno a cada uno, añadiendo además una pizca de jengibre ;) Después de todo, el 2007 será nuestro! (dado que el 2005 no lo fue, y el 2006 creo que tampoco). Salut

 

Post a Comment

<< Home