Thursday, February 08, 2007

La última broma de Sergio Di Nucci

Aunque el lector más atento recordará que por este rincón de la WWW se recibió con entusiasmo el premio La Nación de novela otorgado a la opera prima de Sergio Di Nucci; su recepción no dejó de producirnos algunas sospechas, y de momento no hemos leído Bolivia Construcciones (ni figura siquiera como suplente en la lista de espera de próximas lecturas). Demasiados comentarios positivos de una crítica que pone a Fogwill a la altura de Scott Fitzgerald, y será un prejuicio sin mayor fundamento que el de su propia condición, pero también tratamos de evitar lecturas compartidas con progresistas ingenuos y señoras de zona norte que siguen las emisiones de Osvaldo Quiroga.

Sin mencionar que el hecho de ver el libro de Di Nucci junto al de Inés Gallo de Urioste... podrá entenderse como aparato de promoción en una economía proto-capitalista, pero al menos el martes pasado, en una sucursal de Galerna, Fiesta estaba lo más lejos posible de Buena leche - Memorias de una joven (no tan) formal, y El buen soldado, Mrs. Dalloway y El fin de la aventura (por mencionar algunas pocas novelas que nos gustan y mucho) siquiera estaban en alguna estantería del local.

El jueves, un amigo envió el enlace. Luego, un amable lector escribió informando al respecto: parece que un chico de 19 años encontró en la novela de Di Nucci algunos párrafos tomados de Nada, de Carmen Laforet. Un long-seller desde su publicación en 1944, adaptado por Torre-Nilsson y reimpreso masivamente en los 90 por RBA. Jurados tan respestables como Carlos Fuentes, Tomás Eloy Martínez, Griselda Gambaro, Luis Chitarroni y Hugo Beccacece, no se dieron cuenta del fraude. Tampoco los editores de la casa dependiente del grupo Random-House, a cargo del manuscrito. Ni los muy brillantes y ya mencionados críticos (de)formados por acumulación de horas junto a la señora Sarlo y al profesor Panessi.

¿Son cómplices del fraude? Sí. Pero no por no haber dado con el mismo, de existir tal. De ser un fraude, está en su naturaleza resultar, en un principio, exitoso (o al menos efectivo). Son cómplices, en todo caso, porque cualquier escolar es capaz de poner en duda que hombres tan notables y ocupados como Saramago o Fuentes o Sábato estén en condiciones de dedicar parte de sus jornadas a la lectura de los diez libros que suelen quedar en las shortlists de concursos (¿alguien imagina la agenda?, "9:15hs: firma de la solicitada por los derechos de las mujeres haitianas en Costa Rica", "9:18hs: escribir un nuevo artículo contra George Walker Bush y comparar la última intervención de los Navy Seals con el genocidio nazi", "9:19hs: "desayuno con Carmen Ballcels para negociar traducciones de un cuento extendido que se venderá como novela", "14:05hs:
lecturas de las novelas finalistas del concurso de Argentina", "14:06: llamada telefónica a mamá"). Son cómplices, en todo caso, del analfabetismo que los lleva a editar golpes de efecto que es necesario saldar para desocupar un depósito que espera albergar un nuevo y frustrado golpe de efecto, en vez de intentar la publicación de buenos autores que han probado muy dignas ventas (Eddie, de George Plimptom, sigue descatalogado, lo mismo La tormenta de hielo de Moody y muchos otros que no necesitaron pasar por el saldo). Son cómplices, en todo caso, porque las lecturas de Blanchot y De Certau parecería que no sirvieron de mucho para curar una miopía que hace de Mr. Magoo un miembro de la Liga de la Justicia con vista de lince.

¿Merece Di Nucci ser considerado un sucesor del doctor Jorge Bucay? No. La Real Academia considera un fraude a la "
acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete". Si se trata de rectitud, bastará con decir que los dineros del premio La Nación fueron donados a una institución que trabaja por regularizar la situación de inmigrantes bolivianos, y que probablemente Di Nucci todavía no vio un centavo en royalties (ninguna editorial ni sucursal argentina los paga, salvo que el autor se llame Dan y se apellide Brown). Es difícil creer que "perjudique" a los Mitre, ni a Random House, el haber otorgado a una causa "recta" una cantidad muchísimo menor a la que algunos de sus muy "rectos" directivos gastan en zapatos para sus amantes. Respecto a contrariar "la verdad", el propio autor se defiende con inteligencia: "Con sólo introducir una única modificación un mismo texto cuenta otra historia (...) Esto de la reescritura de Nada se hace en música con el sampleo, o en artes plásticas, como lo que hizo Warhol con La última cena". También, podríamos agregar que hay un caso cinematográfico muy interesante, que es el de Los Angeles plays itself: una suerte de ensayo sobre la reconstrucción de la ciudad en la historia del cine, imposible de ver más allá de festivales, debido a la utilización de imágenes cuyos "propietarios" se resisten a ceder.

El "affaire Di Nucci", más bien remite al caso de Clifford Irving, aquel ignoto novelista que vendió una autobiografía de Howard Hughes. Al que Orson Welles retrató como un verdadero artista en F for fake. ¿Qué es el arte y el entretenimiento sino un perfecto timo?

Labels:

9 Comments:

At 11:20 AM, Anonymous Marcelo said...

el arte y el entretenimiento como timos.
brillante.
eso son.
timos consentidos, claro, pero timos al fin.
el tema, entonces, pasa por trillar bien los timos y separarlos: no es lo mismo el timo Gallo de Urioste que el timo Di Nucci (cuya novela, MdC, como te dije ya, sí leí -pese a las alabanzas uniformes de la crítica de los diarios-, y me gustó), no es igual el timo de "Gran Hermano" que el timo "Sueños de una noche de Belgrano" (estoy viejo, lo sé).
viva el timo, entonces; pero el buen timo.
saludos

 
At 12:25 PM, Anonymous swan said...

Oiga, Mundo del cinismo, ¿acaso no va a escribir alguna línea en relación a la nueva pelea de nuestros intelectuales más brillantes: quién invitó (o no) a Soriano?

 
At 12:16 PM, Anonymous black dahlia said...

Tu comentario es sorprendentemente malo. ¿Te parece inteligente recurrir a los Grandes Maestros Ladris del Pop demostrando simultáneamente desconocer el procedimiento de las autoridades ladris citadas? La apropiación "homenaje" implica necesariamente que el lector conozca la fuente o que el autor mencione la fuente original, o la serie de malentendidos de donde proviene. Como los autos preparados de 007, el vehículo debe incluir el antídoto. Creo que te estás dejando llevar por los mismos entusiasmos orgullo gay que te llevaron a compararlo con Sebreli la primera vez. See you around.

 
At 7:39 AM, Anonymous Anonymous said...

Penoso es que todavía haya quien se deje seducir por los argumentos pseudointelectuales de Di Nucci para justificar su copia burda y malintencionada del libro de Laforet. En ningún momento señaló la remisión a esa obra, y como sí retocó ciertos elementos (nombres y lugares, para hacer menos evidente el afano), todo demuestra que fue categóricamente un robo del trabajo de otro.
Esos argumentos que usa, como el del sampleo, son manotazos de ahogado que solamente pueden fascinar a la bandita de Puán; en el sampleo es explícito que se toma música de otros, y quien lo escucha sabe que es así y muy probablemente conozca la melodía original. Distinto es copiar ¡40! páginas de una novela de hace 60 años, cambiarle nombres y lugares para dificultar la remisión al original y jamás, ni en notas al pie, agradecimientos, epílogo, prólogo o reportajes señalar el "homenaje" a Laforet.
Otro bochorno más de la progresía argentina. Ah, averigüen bien porque Di Nucci todavía no entregó un solo centavo a los bolivianos.

 
At 9:46 AM, Anonymous Anonymous said...

el dinero fue entregado, claro. Nada, tercera obra más traducida del castellano, clásico que aprenden los alumnos en el secundario. Citarla (hay miles de anuncios previos en la novela, ¡bestias!), solo sirve para el lector que ya conoce Nada. Un jurado que no entendió la novela, gente que sale a linchar: son ignorantes, pero además gente horrible y asesina.

La Defensora de Bruno Morales

 
At 4:25 PM, Anonymous Anonymous said...

La ONG a la que se dijo y (se dio) el dinero por la tramitación de los DNI es ADA, Asociación Deportiva del Altiplano: TE 4432 8200. Llamemos, y basta, NADA!

Brunito Morales

 
At 6:51 AM, Anonymous Anonymous said...

hola lita defensora,

easy con la jerga contrarrevolucionaria. el asuntillo es muy otro. di trucci envio un pegote que combinaba su tesina de la carrera de comunicacion y su unica situacion narrativa son las 30 pgs de laforet, que (vamos bruna, lo sabes bien) no es un clasico ni eight quarters. luego lo mando a un concurso donde su marido es jurado, la mejor amiga de su marido es jurado, que ademas es amiga ex amante del editor en jefe de la casa, y me falta otro link de relación carnal más, y otro más al colegio de graduados facultativo y a los servicios del partido obrero. di trucci gana, y no sale airoso no solo porque la novela no es buena, sino porque destapa la primera proposición de wittgenstein del estado de la cosa en la intelligentsia argentina, a saber:
chiquitaje
mediocridad
homosexualidad como estrategia de mercadeo
chotos gagá empuñando como pobrísima escudo la "intertextualidá".

 
At 7:27 AM, Anonymous Anonymous said...

qué cosa, hasta febrero, cuando se reveló el plagio, los bolivianos no habían recibido un mango, dicho esto por ellos mismos.

 
At 6:50 PM, Blogger La cinta transportadora said...

Queridas Bestias, leed el post dedicado al tema en http://lacintatransportadora.blogspot.com
Os vais a divertir.

 

Post a Comment

<< Home