Thursday, October 20, 2005

Otra gente necesita nuestro dinero

Preguntándome si gastar o no gastar 70 pesos en el volúmen de Taschen dedicado a la Filmografía Completa de Stanley Kubrick (las fotos del genio en pose de jerarca nazi me decían que sí; el hecho de que sea día 20 y que todavía no haya comprado el regalado de cumpleaños de mi madre me decía que no; descubrir que el libro contiene casi todas las pocas entrevistas dadas por Stan me decía que sí; la cantidad de libros acumulados que todavía esperan lectura más un par de novedades que me están trayendo de España este sábado -que costaron lo suyo- me decían que no; la sonrisa de Peter Sellers y el escote de Sue Lyndon me decían que sí; el hecho de que el libro no es un incunable y que seguirá estando cuando cobre un dinero la semana que viene me decían que no); encontré en la mesa un libro de fotos de Celeste Cid.

Sí, sí, la chica esta de las telenovelas que tuvo un hijo con un cantor que formaba un dúo con un hijo se Spinetta o algo así. Una suerte de adolescente andrógina que sale en revistas del domingo paseando por Palermo Soho, afirmando que no es una celebridad y demás sentencias que no pueden importar demasiado a nadie.

Hablando de sentencias, una de las fotos del libro es un papel que dice algo así como: "alquilar películas de David Lynch y verlas desnuda en la cama, comiendo chocolote". Ah. Mirá.

Post-scrittum: al final no compré el libro sobre Kubrick, al recordar que en una tienda cerca de casa hay un saldo de revistas Mojo y Q, probable remanente de la fiesta menemista. Otra gente necesita nuestro dinero.

9 Comments:

At 12:23 PM, Anonymous Rebautizada said...

basta loco, encuentra libros que yo quiero y no sólo eso, nooo, porque el muchachito también tiene dinero para darse esos gustos, pero esperen porque además... ¡le traen novedades del viejo mundo!! es demasiado, demasiado.
Sr. Referí, amonestación.

 
At 12:46 PM, Blogger paula said...

fotos de SU autorìa?!
Eso es un incunable
cuanto estaba...?

 
At 1:21 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

En orden inverso:

Síp. Fotos tomadas por Celeste. Todo muy cool, demasiado cool. Su hijo, su marido, sus gatos con nombres orientales, la imagen de una película belga que dieron hace unos años en un Bafici, los boletos del multicine donde vio "Las horas del día", grafitis en paredes del Soho; raro que no hubiera niños hurgando en las bolsas del McDonalds o algo así.

Como era en Cúspide, para saber el precio hay que pasar el código del libro por los lectores de las computadoras; pero como la más cercana estaba fuera de orden, y en la de al lado una anciana se tomaba una vez más el tiempo que no le queda, no me fijé. Igual, debe valer bastante más que los cinco pesos del libro de fotos de la carrera de Susana Giménez, que se consigue por Corrientes.

Y estimada Lola, diría que la realidad que describís es un poco idílica, lo más semejante a Frank Grimes yendo a cenar de Homero, y concluyendo: "tienes una casa de dos pisos, ropa de lujo, cenas langosta y tu hijo es dueño de una fábrica..."

Es decir, más que de dinero, se trata de que los libros que uno consigue los consigue porque no los quiere nadie. De hecho debería "corregirme", no me traen novedades, sino "Huérfanos de Brooklyn" de Lethem y "Días en Garden State" de Moody, traducidos hace ya un par de años pero nunca importados a raíz del poco interés que suscitan por acá.

De hecho, con lo que está el costo de vida en Argentina, comprar de vez en cuando un par de libros no es mucho más caro que pernoctar en amueblada, cenar en un sitio más o menos elegente, beber un par de whiskies buenos o coger un taxi.

O sea, vos misma lo dijiste, postergando un fin de semana a un ligue, recaudás mínimo el 50% de una edición de Anagrama.

Y como esto no es Londres, y los ligues no valen demasiado... (ni siquiera como ligues).

 
At 2:09 PM, Anonymous Rebautizada said...

lo del libro de celeste lo leí en algún diario o revista de actualidad dominguera. comprálo, y hace citas al respecto, puede ser una buena sucursal el día que no se te ocurra nada.
ah! otro dato, la edición es única y limitada. cuac!

 
At 2:46 PM, Anonymous Rebautizada said...

haciendo prensa

 
At 3:14 PM, Blogger Roco said...

Es Sue Lyon, no Sue Lyndon.

 
At 3:50 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Cierto, Lyndon era Barry. Mercì.

 
At 7:13 AM, Anonymous JFK said...

aunque seguro que en tu subconsciente flota la imagen sonriente del viejo trolo ese de Lyndon B. Johnson

 
At 7:37 AM, Anonymous Richard Millhouse Nixon said...

Más respetos para con quien tuvo la iniciativa de combatir al viet-cong.

 

Post a Comment

<< Home