Saturday, May 19, 2007

Fincher, regresa

Haces unos años anunciaban que David Fincher se encargaría de la versión cinematográfica de La dalia negra: novela a primera vista bastante difícil de adaptar, en la que un crimen sin resolver importa mucho menos que los años que pasan y las vidas profesionales y personales que se descomponen por cortesía de una obsesión de tiempo completo. Hasta que el director insistió con la idea de hacer un film de tres horas, en un estilizado blanco y negro que rindiera tributo al universo noir. Y los productores lo reemplazaron por un entonces decadente Brian DePalma que simplificó lo poco que quedó del original, e intrincó las tramas agregadas ad hominen para lograr otra remake de Psicosis. Y de paso filmó su mejor película en dos décadas.

Entretanto, Fincher se distanciaba del tercer episodio de Misión imposible (tal vez pensando que hacía lo que su sustituto DePalma debió haber hecho con el primero) y rodaba La habitación del pánico. De por sí un entretenimiento astuto, pero un film menor para el hombre que fue Pecados capitales, Al filo de la muerte y El club de la pelea...

Lo cierto es que, ocho años más tarde, hay nueva de Fincher. Y tal vez ese gran film que no fue La dalia negra (según Fincher) influyó en ese gran film que sí es Zodíaco. O al menos no deja de ser curioso que tanto en la vieja novela de Ellroy como en el nuevo film de Fincher, la resolución de un crímen y la identidad del asesino importen mucho menos que lo que sucede en torno a las vidas de algunos personajes que investigan los hechos. O sea: hacer del horror y de la paranoia algo así como el sentido de sus miserables existencias. Y todos sabemos lo que sucede cuando la vida deja de tener un sentido... (nadie lo expresó tan bien en términos cinematográficos como Sam Peckinpah, en aquella escena en la que Pat Garrett finalmente atrapa a William Bonney).

Así, en las casi dos horas y cuarenta que dura Zodíaco (a una velocidad sin respiro -y no porque haya un montajista que más bien parece un dj frustrado), hay crímenes de un supuesto asesino serial, pero también parejas que se divorcian, el anuncio de un recital en un lugar llamado Altamont, un policía que entiende que el único camino hacia la redención a veces es tirar la toalla (cuando se supone que falta poco para el próximo round), y un colega que pretende parecerse a Bullit pero que se asemeja más bien al inspector Columbo, un reportero que elige el whisky y una traumática opening night de Harry el sucio (entre muchas otras cosas). Y el mejor uso de una canción (Hurdy gurdy man) desde que Bill Murray se tirara a la piscina con un cigarrillo en los labios, mientras sonaba Nothin' in this world can stop me worryin' 'bout that girl.

Digámoslo así: alguna vez, el camino para ser un auteur parecía reducirse a querer ser Bergman o Fellini. Hoy, la segunda o tercera generación de niños prodigios repite el error tras los pasos de Coppola, Scorsese y Mallick. En el caso de Zodíaco, Fincher más bien retoma a autores "menores", como Pakula o Pollack. Y si no consigue la mejor película del año, es porque Cartas desde Iwo Jima tuvo su distribución mundial en 2007, amén de que todavía no hubo oportunidad de ver a Kurt Russell asesinando mujeres con un auto vintage en el capítulo Tarantino de Grindhouse (lo que me recuerda que, contra el canon cinéfilo, prefiero al "Mariachi" Rodriguez muy por encima de Wong Kar-Wai, pero eso es otra historia).

Nota: por gentileza de los programas P2P, la red edonkey, los puestos callejeros que nadie ve y los rusos que filman un telescreener con las cabezas de los espectadores, Zodíaco fue estrenada en Buenos Aires el mismo día en que era exhibida en la competencia de Cannes. Y ojalá haya un premio para su elenco masculino (Jack "Broke-ass mountain" Gyllenhaal, Anthony "ER" Edwards, Phillip Baker Hall, Brian Cox, un Robert Downey jr que también merece el Oscar que nunca tendrá ni necesita, Elias "Crash" Koteas y Mark Ruffallo). Cierto que es un festival de cine... Y si no recordar la última edición de Venecia, con Cuarón y su Children of men relegada a premios menores, y un chino asesino serial (de espectadores), que sólo puede gustar a la redacción de la revista El amante y a los programadores del BAFICI, llevándose el premio máximo. El mismo año en que los Straub recibían un galardón por su carrera (????????) y Johnny To volvía a casa "apenas" con algún rodaje inminente. Lo que nos recuerda que Fincher ya está filmando la próxima: la adaptación de uno de los pocos cuentos fantásticos de Fitzgerald, que por lo que parece no tiene mucho que ver con sus filmes anteriores.

Y allí estaremos.

Labels:

5 Comments:

At 3:19 PM, Blogger Capt Midnight said...

Que se le va a hacer, Mdc; a mi no me gustó nada. No dejaba de pensar que se trataba de la historia de un asesino suelto en una ciudad presa de la fiebre vintage. Downey Jr es el mejor actor vivo. Pero eso ya lo sabiamos los afortunados que vimos más de un millón de veces Kiss Kiss Bang Bang (Entre besos y tiros)

 
At 7:17 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Y... sucede, Capitán, mi Capitán. Leí su reseña y no estoy de acuerdo en varios aspectos, empezando por el hecho de que Fincher me parece uno de los directores más interesantes entre los que trabajan para los estudios. Y sí, la presencia de Downey hace interesantes basuras como one night stand de Figgis (y cuando hay un buen director, como Shane Black o Hanson, parece el mejor actor vivo -si estuviera muerto Will Ferrell, claro).

 
At 7:17 AM, Blogger DrNitro said...

Curioso, lo que para vos es una película menor (Panic Room) para mí es la mejor de Fincher (junto con Seven). En cambio El club de la pelea me parece una reverenda estupidez pseuo cool. Le tengo serias expectativas a Zodiac.


Acá no aparece Harry el sucio?

 
At 10:37 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Sí. Menciono la referencia. Y para estupideces pseudo-cool, más bien revisar la videoteca de Javier Porta Fouz (aka el Horacio Cabak del BAFICI). Ah, mi favorita de Fincher creo que es The game.

 
At 10:52 AM, Blogger EL ODIANTE said...

Che, no vi Zodiaco todavía (aunque tengo muchas ganas de verla) pero por todo lo que me han contado la onda de la película es muy pero muy parecida a Memories of murder de Bong Joon-ho (el mismo de The host) q este mes se lanza en DVD y esta barbara. Alguien la vio? es así?

 

Post a Comment

<< Home