Thursday, November 17, 2005

Un amigo con el cual irse de juerga

Cenando en casa de una amiga que por su trabajo recibe si no todas las revistas una gran mayoría, leí la nota de tapa de Brando dedicada a George Clooney.

Le preguntan si no pensó en dejar todo y dedicarse a las mujeres y a producir vino en su villa del lago Como, en Italia. Responde que sí, pero que también puede tener todo eso y además dedicarse a hacer películas de interés. A propósito de su casa en Italia, le preguntan si realmente es un lugar tan apasible dado el asedio de las fanáticas, a lo que Clooney hace saber que la histeria se dio en una sola ocasión, a raíz de que se había corrido el rumor de la presencia de "un tal señor Pitt".

No recuerdo si en esa misma entrevista, o en otra, le preguntaban cómo sería la noche perfecta, a lo que respondió que en compañía de sus amigos, en los alrededores de su casa italiana, con un chofer que los pueda transportar para embriagarse tranquilos. En ésta, sí, decía que si hacen una tercera parte de "Ocean`s eleven", es justamente para poder reunirse con los amigos y combinar trabajo con vacaciones.

También le preguntan por la edad y por qué no sienta cabeza y forma una familia, a lo que responde que el paso del tiempo no le preocupa, dado que se siente mucho más conforme consigo mismo a los 50 que a los 30, y que en fin, de momento no sólo no se siente preparado para casarse y tener hijos y todo lo demás, por sobre todas las cosas porque no tiene demasiado ánimo de restar tiempo a su adicción al trabajo.

Raro que las Botas mojen bragas por él. Es la antítesis de aquellas que quieren casarse y ser mantenidas para criar a sus hijos y dedicarse al origami.

A pesar de su bien conocida fama por la corrección política, Clooney es más bien un reflejo del primero James Bond, misántropo que rebalsa ingenio y "savoir vivre" poniendo especial atención en maltratar con estilo a las mujeres (hacerles saber "lo que son", pero sin embargo llevárselas a la cama a conciencia de su desprecio). No porque busque algún tipo de revancha contra toda esta mentira de Carrie Bradshawn y Bridget Jones, sino porque, como todos sabemos, 007 nunca vuelve a ser el mismo desde que asesinan a la mujer que ama (minutos después de casarse) en "Casino royale".

Incógnita: es fácil figurarse las reuniones de Clooney con Brad, Angelina, Matt, Julia and co, ¿pero cómo serán sus encuentros con los hermanos Coen?

3 Comments:

At 7:58 AM, Anonymous GC said...

Yo también leí esa entrevista y quiero ser su amigo...

 
At 3:46 PM, Anonymous Yon Coneri said...

Sí, pero te equivocaste. No fue en "Casino Royale" donde asesinaban a la esposa de Bond, fue en "Al servicio secreto de su majestad". Y ahí ya había dejado de trabajar Connery, aunque volvería para un par de films más.

 
At 1:40 PM, Anonymous ai neim is Von... Yeins Von said...

Me refiero a la novela "Casino royale" de Ian Fleming. No a la fallida sátira con David Niven como un desaprovechado Bonda, con Peter Sellers y Woody Allen dando vueltas por ahí (y dirigida, vaya a saber uno cómo cayó en semejante bodrio, por el gran John Houston):

 

Post a Comment

<< Home