Tuesday, December 13, 2005

Lo intrascendente y lo anacrónico

Odioso viajar. Al menos si no se cuenta con un método que funcione, a la hora de elegir qué cargar en un modesto ipod de 500 megas. La elección ineludible, tratándose de playa: "Pet sounds" de los Beach Boys, aunque no haya más opción que recordar frente a las rubias falsas que se pavonean con sus bikinis anudados al cuello, al pobre Brian Wilson ordenando que depositen toneladas de arena en el piso del estudio de grabación, para sentir el espíritu de la playa (y finalmente enloquecer y no llegar a terminar el gran-disco-para-acabar-con-todos-los-grandes-discos que había prometido).

En el lugar de los hechos, "Pet sounds" no tiene mucha relación con la playa. Es más bien la banda sonora para caminar de noche, a solas, por una avenida de Pinamar ahora vacía, que probablemente en menos de un mes se llenará de imbéciles. Sí. Pinamar. Cubriendo algo así como un festival de cine, con María Fernanda Callejón inaugurando etapa de actriz arty en película protagonizada por Cecilia Roth, Fito Páez presentando un proyecto como director que tiene título de comedia de Darío Vittori ("Dónde está mi portaligas?"), Leonor Benedetto no se sabe muy bien haciendo qué, el Chino de "Jugate conmigo" en rol de productor de una película pretenciosas en cuyas gacetillas se manciona demasiadas veces el nombre "Lynch", Valentina Bassi (para variar) consumida, el novio productor de Valentina cuarentón podrido de bermudas blancos y bronceado artificial que camina sacando pecho, y hasta un homenaje a Mirtha Legrand.

Las películas: lo que menos importa. Una adaptación de "Oliver Twist" que trabaja muy bien el sadismo y el humor del original, una revisión del caso Moro vista desde la óptica de sus raptores, y el resto algún lugar entre la intrascendencia y lo anacrónico. Mucho más interesantes están resultando los restaurants adheridos a los vouchers que entrega el festival a prensa e invitados. Sabiéndolos administrar, se puede tener a diario una comedia de sesenta pesos. Foundeau de ciervo, paella a la valenciana, añelotis de jamón y queso con salsa de mejillones. No importa demasiado la película que estén exhibiendo, si la opción es una casa de té vacía, donde sentarse a leer. Y luego caminar por Avenida Bunge escuchando Aimee Mann, o Anthonny and the Johnston. Y saber que estamos solos, y qué.

3 Comments:

At 5:40 AM, Blogger basta, querida.. said...

bueno, esa muchachada derivada de cris morena necesita jovenes inteligentes como vos que les rellenen el bakground.

 
At 7:55 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Nahhh, más bien yo necesito consejos de Octavio o de Gaspar (o de Luciano) para conseguir Minas. Felicitas no estaba nada mal. Tampoco Ana.

 
At 10:18 AM, Blogger paula said...

carla !! (la que la comparan con la hermana que es la estrella de la casa tan perfecta y ordenada)

 

Post a Comment

<< Home