Friday, November 25, 2005

Hablando del Colegio

Hace un año me contaron una historia particularmente interesante. Un alumno de primer o segundo año del Nacional Buenos Aires, aparentemente muy "brillante" (aunque a decir verdad, la inteligencia de un CNBA es lo más parecido a una cópula en la que el clítoris tiene mayor tamaño que el pene). Pobre. Eso sí. Tiene una beca del gobierno de la ciudad de doscientos pesos. Apenas suficiente para pagar el transporte desde su no muy elegante barriada del conurbano, saliendo a gimnasia con dos horas de antelación para poder ahorrarse uno de los dos o tres colectivos que debe tomar, y comprar con esas monedas una porción de muzzarella, de pie, en Vinicius o El Chiste.

El punto es que, hablando de predisposiciones, evidentemente el ambiente de judíos ricos de Palermo es demasiado chocante para el hijo de un albañil que se queja de los bolivianos y paraguayos que sacan el trabajo a los nacidos acá. Es fácil imaginarlo: "pedazos de hijos de puta, mi tío perdió una pierda en el General Belgrano, mientras la circunsición era un equivalente del orificio anal dilatado para salvarse de la colimba".

Cuestión que al primer comentario que le hace una Ruth Goldenberg o una Judith Aronson, la paranoia que genera el ser pobre entre las élites se potencia, y el chico responde con una frase que no sería muy elegante reproducir. Alcanzará con decir que el "remate" generó más paranoia, en este caso antisemita.

Los padres de la chica hablaron al día siguiente con las autoridades de turno. Citaron al padre albañil. No sonreía, básicamente porque su dentadura en estado de avanzada destrucción no le permitía el gusto. Le hicieron saber que su hijo había sido expulsado. Al volver a casa, y contárselo, el chico escapó.

Lo encontraron a la mañana siguiente. Había pasado la noche en las escalinatas del Colegio al que ya no pertenecía.

3 Comments:

At 2:44 PM, Blogger mariano said...

muy buena historia, me importa poco que sea cierta o no, en todo caso refleja cierto "espíritu" del patriótico Colegio. Lo que me atormenta es: no cerraron todavía Vinicius y el Chiste! El florista de la puerta sigue vendiendo merca?
ya llegará el día en que se escriba la juvenilia reloaded, adaptada a estos tiempos.

 
At 12:23 PM, Anonymous Anonymous said...

Como alumna del CNBA (no, no soy una de las que dice EL COLEGIO, por suerte) leí la historia.
Se sabe que el modus operandi de esta institución nunca fue con para los alumnos muy equitativa...pero en muy pocos colegios lo es. No me parece necesario resaltar que esto, supuestamente, ya que no sé si es verídico o no, haya ocurrido en este preciso colegio.
Considero que la sociedad argetina en sí, en sus bases, siempre tuvo incorporada la discriminación de las clases bajas, obviamente, por parte de las altas y elitistas.
Realmente me molesta bastante que se trate el lugar donde estudio, que de hecho tiene gran nivel académico a pesar de que esté bajando indefectiblemente, como una elite. Me molesta que lo hagan los alumnos, los profesores, las autoridades y también los que no están involucrados en la institución.
Mi opinión es que se pude ver un poco más adentro, pasando la coraza de GRAN COLEGIO GRAN y se puede llegar a notar la calidad de personas que existen en el ámbito. Hay de todo, como en cualquier colegio, como en nuestra sociedad. Y sí, habrá gente que se cree que por tener mayor poder adquisitivo tienen más derecho por sobre los demás, pero eso TAMIBEN existe en las empresas, en cualquier trabajo, en cualquier organismo público o privado ya sea una sociedad anónima o no. Lo que también existe es gente que no se cree superior por concurrir a este colegio, no se lo cree ni lo es. Simplemente concurre por un orgullo propio, porque quiere aprender, porque quiere saber, cosa que muchos de los de las familias de dinero no tienen en cuenta.
Por esto, me parece que no es correcto, desde ya, desde mi punto de vista, que se clasifique en "familia judía y adinerada" o en hijos de "albañiles que viven en el conurbano" porque son simples etiquetas por las que el mucndo está como está, sí?
Entonces, si fuiste o sos alumno del colegio, me parece que tendrías que valorar un poquito m´s las oportunidades que te dio o te da concurrir al CNBA.
Por último, la historia indefectiblemente es un reflejo de cosas que pasan, pero no pasn todos los días toda hora. Por suerte algunos pueden discernir entre lo que es un comentario de discriminación y lo que es un simple enojo. También se nota el amor que algunos, menos cada vez, le tenemos a nuestro colegio.

Y sí, a veces, los que se quedan son los que tendrían que irse, y todos lo sabemos.

sin más, me retiro y espero que relmente leas este comentario.

 
At 5:48 PM, Anonymous Mariana said...

Adolfo Hitler reclutó a gente del lumpenproletariado para formar sus SA. El fascismo prende facilmente entre los pobres que luegos son manipulados por los fascistas de clases altas.
¿Se es menos fascista por ser pobre? ¿Debe perdonarse los arranques fascistas a un pobre?
Yo pienso que no, como no se le perdona a un judío ser fascista o discriminar a otro por su religión, clase o condición.
La ley debe ser pareja para todos.

 

Post a Comment

<< Home