Sunday, February 19, 2006

Soy Cuba

Amigo inaugura muestra de fotos tomadas en un viaje que hizo a Cuba. El viernes. Más de treinta grados de térmica. A las ocho en Ghandi (con esto quiero decir, hora pico en el centro de la ciudad). Había un anciano nacido en la isla, defensor de Castro, que cantaba con una guitarra electroacústica. Me dijeron que suele aparecer en un programa de música cubana que conduce Raúl Portal. ¿Cómo se explica la asociación entre un procastrista y el secretario de medios del General Videla? Bueno, si la Junta vendía el excedente de trigos a la Unión Soviética... Pero sólo me comenatron que el anciano también reivindica la figura de Portal. Y ofrecí cinco pesos a quien gritase en medio del show "¡¡¡Fidel culeado!!!"; pero ni siquiera hubo quien se dignase a rechazar la primera oferta. También había un fotógrafo que tomaba camaraderilmente retratos, para luego pedir nombre y dirección y un pago equivalente al de los honorarios de Richard Avedon o Robert Cappa. También se veía a unas chicas con uniformes ajustados, sirviendo vinos de una bodega que auspiciaba el evento.

En el momento en que descorcharon un champagne en una mesa vecina, una rubia comentó que su novio (músico, presente ante ella) tomaba recaudos extremos a la hora de abrir una botella, para que el corcho no cayera sobre ella y alguien mencionase la mitología según la cual, lo que sigue en esos casos, es el casamiento. Y lamentó delante de todos que su novio no se quisiera casar (todavía).

A las diez y cuarto dije que mi carruaje se estaba por convertir en calabaza. Es que en casa tenía en DVD con la versión restaurada (corte del director) de "1941".

1 Comments:

At 5:20 PM, Anonymous GC said...

Apunte 1: Yo no lo gritaba por menos de $10...
Apunte 2: Descorchar las bebidas espumantes de manera estruendosa resulta poco agradable y tiñe todo el evento de una farandulera pedantería...
El método apropiado es tomar la botella gentilmente por su base, y desde allí girarla lentamente. Mientras tanto, se sujeta el corcho con una leve caricia. El despertar del elixir en cuestión será placentero tanto para su alma como para el escenario montado y quienes allí se encuentren.

 

Post a Comment

<< Home