Thursday, May 18, 2006

El disco de Marcelo "Teto" Medina

En los últimos dos o tres años, casi no hubo actriz francesa que no incursionara en el campo discográfico: se suele pensar en Julie Delpy, que es el caso más conocido (y tal vez el más feliz), pero hay también ejemplos satisfactorios como los de Jeanne Balibar (la ex amante de Maggie Cheung en Clean), Valerie Lemercier (de Vendredi soir) o Sandrine Kiberlay (la rubia de El restaurant, con Daniel Autieul), y perfectos desastres como el debut (y esperemos despedida) de Agnes Jaoui o el retorno (demasiado tardío) de Anna Karina.

Nada muy novedoso. Así como existen las celebridades musicales que intentan expandir franquicias en la gran pantalla, también existen los caminos inversos. Los primeros, salvo excepciones como Sinatra, suelen dar vergüenza ajena. De los restantes más bien se desprende una cierta simpatía. ¿O qué prefieren? ¿A Madonna en la remake de una comedia marxista o a Robert Mitchum cantando calypso?

El disco del conductor Marcelo "Teto" Medina flota en un limbo entre ambos extremos. Por momentos resulta aún más insoportable que las incursiones en la gran pantalla de Mariah Carrey o Gloria Stefan, por momentos despierta ese sabor a whisky malo pero perfecto para ciertos contextos que encontramos en las desventuras discográficas de Richard Harris o Joe Pesci o William Shatner.

Abre con un cover de Smoke on the water, en el que se pierde en la traducción la anécdota de la bengala y el incendio y Frank Zappa que dio origen al tema. Ahora sentencia: "tu dices que me amas / pero siempre estoy muy solo / si solamente quiero amarte / no sé por qué te vas". También se pierde en la traducción el riff de Blackmore. Ahora se escucha un sintetizador mezcla de pop ochentoso y cumbia protomenemista (que resume el concepto del disco en cuestión). Hacia el final del track, también hay lugar para un rapeo de nuestro hombre: "si dices que me quieres / yo no sé por qué te vas / si sólo quiero amarte, nena / cada día más...". Y el estribillo: "humo en el agua / vienes y te vas".

Sigue Gomazo. Una canción que, aunque se pretende festiva, desde cierto punto de vista puede deprimir aún más que un disco entero de Robert Smith. Justamente por eso no permite mayor análisis ni descripción.

A continuación, la balada Esa chica es mía. En su momento leit motiv para ilustrar las clips de relleno de telecomedias en la senda Amigos son los amigos, con el paso del tiempo musicalmente casi una (mala) meditación zen à la Joe Hisaishi. Luego sigue una incursión new wave titulada Te presiento. New wave no en el estilo The auteurs ni The go-betweens sino Miguel Mateos. Y dos covers tan desquiciados como geniales que encuentran en su reversión techno la ligereza que le faltaba a sus originales: Mil horas (de Los abuelos de la nada) y Loco (de Los auténticos decadentes). De hecho, para ese momento, se comienza a pensar seriamente en enviar una copia del disco a Paul Thomas Anderson, por si algún día lleva a cabo una secuela de Boggie nights.

El track número siete se titula Todos en la madrugada. Quien crea por el título que se trata de un lamento de cigarrillos y bourbon y mujeres que ya no están en la voz del Tom Waits del sello Elektra, no puede estar más equivocado. "A las doce de la noche / nadie lo puede explicar / todo el mundo está despierto / porque empieza Videomatch...". La obsecuencia para con el jefe del momento no termina ahí. El anteúltimo tema del disco es Amigos, una enumeración de cada uno de los integrantes del programa hasta el día de hoy conducido por Marcelo Tinelli, en el momento en que comienza a dejar de lado los contenidos deportivos.

El resto no puede importar demasiado: títulos que no dejan demasiado a la imaginación. Una balada onanista llamada titulada Bailar pegados que dice "bailar pegados / como fuego / sin separar jamás / tu cuerpo de mi cuerpo"; la cumbia Te vi en un tren (algo así como un no-romance à la Linklater pero ambientado en una línea de Trenes Metropolitanos), otro cover (Mi chica de humo), un doble sentido llamado El turco Elías, sobre una nueva empleada en una oficina que pide al cadete del título que le corra un escritorio, y un estribillo que repite "y el turco de la mueve / el turco se la mueve".

Un punto y aparte merece La canoa. Canción también popularizada a través del show dominical Ritmo de la noche, en tiempos en que su principal competidor, Pergolini y Hacelo por mí, representaba a la inteligentzia progresista y el espíritu rocker semi-analfabeto. Mientras tanto, en otro canal, Gerardo Sofovich organizaba competencias cortando por la mitad manzanas Moño Azul.

13 Comments:

At 12:30 PM, Blogger paula said...

dan ganas de escuchar con corazoooooooooon

al teto no le importa nda, y eso es bastante respetable
tiene un fotolog... por algun lado

 
At 4:01 AM, Blogger Mamma Bambi said...

oh, viejo, tú sí que caminas por el lado salvaje, eh...

 
At 8:35 AM, Blogger Akumu_no_yume said...

el fotolog del teto medina lo podes conseguir en la pagina de alejo y valentina, ya que el dueño de estos simpatiquitos amigos, es fan del tetos master of the univers
adios
ex miau

 
At 11:41 AM, Blogger zaidenwerg said...

"Mi chica de humo" es mi favorita absoluta. Te olvidaste de mencionar el álbum solista de Nicole Neumann: el productor fue, justamente, el Teto.

Por cierto, debo confesar que en épocas del ICQ (hace casi 10 años), alguna vez chateé con el Teto Medina.

 
At 12:44 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

¡Ahora la historia, querido Z!

 
At 4:43 PM, Blogger zaidenwerg said...

Lo encontré en ICQ y lo agregué. Fue muy amable conmigo. Buscaba colaboradores para un programa de TV sobre internet que planeaba conducir; asimismo, pedía que lo ayudaran a pensar el nombre del programa. Hablé una o dos veces con él, no recuerdo sobre qué. Finalmente, el programa salió al aire con el nombre Tetonet (¡!). Lo vi en alguna oportunidad, pero era simplemente tedioso, y carecía de todo valor kitsch.

 
At 11:23 AM, Anonymous pat says said...

...no olvidemos que el Gran Teto integró la Selección Argentina campeona del Mundialito de Ritmo de la Noche, cuya delantera la integraban Claudio Paul Cannigia y un aguerrido Emilio "Pala" Disi...

 
At 4:23 AM, Blogger zaidenwerg said...

El teto era a Ritmo de la Noche lo que el Chino Volpato a Midachi, y corrió un futuro análogo en el universo (ciertamente, ubicado en los suburbios galácticos) del tinellismo.

 
At 8:02 AM, Anonymous Anonymous said...

Super color scheme, I like it! Good job. Go on.
»

 
At 10:17 AM, Anonymous Anonymous said...

Necesito con urgencia alguien que me diga de dónde bajar mp3 del Teto. Hablo en serio.
Sebolino (El Ratón que Sólo Chupa Vino)

 
At 7:12 AM, Anonymous Anonymous said...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

 
At 2:06 PM, Anonymous Sucundum said...

El TETO es GROSO... esa mezcla de ritmos son lo que lo caracterizan, necesitas bajonearte, Teto, necesitas levantar, Teto... y por si fuera poco, EL mismo puso su disco para la libre descarga:

http://rapidshare.de/files/7992042/Mi_Forma_de_Ser.rar.html

y acá tienen la nota original en donde apareció la noticia:
http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=232155&IdxSeccion=0

 
At 12:14 AM, Anonymous nicolette said...

plis... la letra de amigossssssssssss!!!!!!!!!!!!
bachooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!

 

Post a Comment

<< Home