Monday, May 01, 2006

Víspera de feriado

Cumpleaños de GG. Del lado de Palermo que se pretende como una ampliación del campo de diseñadores y modernos audiovisuales, aunque se ubique por donde los publicistas, productores y gurúes de la mercadotecnia escapan del infierno burgués ingiriendo químicos que más que ayudarlos a encontrar a Lucy en el cielo con diamantes, apenas si les permiten creer apetecible a una rubia falsa cuyo escote se asemeja a la raya de un culo cargado de tejido adiposo sobre la cual dejar caer una birome.

La socia de uno de los tres festejantes lucía más atractiva de lo habitual. No es que lo sea. Más bien todo lo contrario. Pero se la veía mejor con su nuevo estilo. Le pregunté si el cambio venía a raíz de una separación. Esperaba como respuesta un “ja ja ja” pero fue un tajante “sí, me separé...”.

Dónde esconderse. O mejor dicho, qué responder.
- ¿En serio...?
- Sep...
- ¿De verdad?
- Ajá...
- ¿Te separaste...?
- Así es...
- ¿De tu novio con el que convivías...
- ...
- ...desde hace tres años?
- El único con el que conviví...

Lástima que su belleza no califique, porque sería una excelente oportunidad para consolarla. Aunque a decir verdad con tantos recién separados y dejados o dejadores en la mesa, había cantidad de opciones para elegir. Caso una profesora de aerobics con una frente lo suficientemente espaciosa como para un aterrizaje forzoso del Air Force One. Que se quejaba a raíz de que en su anteúltimo cumpleaños su anteúltimo novio no la había llamado, y al conectarse al msn le dijo “hola bomboncito” como si fuera cualquier otro día; sin mencionar que en su último cumpleaños su último novio asistió pero no socializó con "mis chicas" del equipo de volleyball que ella entrena, sino que encendió la tele y no se despegó de una repetición de Manchester United/Arsenal en la que jugaban Beckham y Cantona.

Jane Fonda (llamemos a la profesora de aerobics) estaba reservada para un amigo que, ante su jean imitación de Kosiuko y su blusa mitad Britney Spears mitad Ximena Capristo (ambas mitades equivocadas), se decantó por retirarse del juego. Al punto que en el lapso pasó a atacar el mejor amigo del actual novio de una de las que cumplía años. El actual novio está separado y tiene un hijo que mantener, la que cumplía años dado lo vulgar que sería calificarla como Mrs.Piggy, digamos que el padre tiempo se encargará de convertirla en lo más parecido a Alicia Bruzzo en “De mi barrio con amor”. Aunque su familia tiene propiedades en el sur. El sur de verdad. No Berazategui. Villa Langostura.

Ahora que lo pienso él tiene un aire a la Rana René. Si para diciembre siguen juntos, aprovechando el cambio favorable a los capitales extranjeros, podemos convencer a los herederos de Jim Henson para que produzcan “La Navidad de los Muppets en Patagonia”. De todas maneras, la Rana René es un caballero. Cuando llegó la novia de GG y dijo “tengo MUCHA hambre”, y se le marcó el error, la Rana Gustavo (como se llama en su versión española, rebautizada “Los teleñecos”) intentó conciliar la indignación.

Entretanto alguien decía que por ahí andaba Belén Blanco. Y a quién puede importarle. Sobre una silla, sí, bailaba una suerte de alter-ego de una chica cool a la que dicen que hice llorar con mis comentarios de sobremesa. Ante la duda, por fortuna no tenía ningún mojito en la mano que lanzarme al rostro en caso de descubrirme ahí. A su lado también exhibía su sobrepeso una actriz desempleada a la que no le interesa el dinero porque, claro, nunca le faltó.

Sí. De pronto despertás una noche y descubrís que todo se distancia cada vez más de tus aspiraciones. Demasiadas estudiantes crónicas universitarias que luego del inevitable fin de un romance de mucho tiempo creen que conocer mundo se reduce a vestirse y maquillarse como secretaria de programa de entretenimientos y salir de cacería para terminar a las seis am en una amueblada de la calle Bacacay con un sujeto que se cree el más capacitado asador y director técnico de la selección de fútbol, que no consigue una erección a raíz de demasiados fernet con Coca Cola. Mujeres que no implican ningún desafío. Admiradoras de la chica obesa que habla abiertamente de sexo en Cosmopolitan TV, predicando la sexualidad como un espacio de libertad cuando en todo caso funciona como examen, como mecanismo de control. No en vano alguien definió la pornografía como el sueño casto y no erótico que tiene el cuerpo sobre sí mismo.

Para cuando las parejas ya establecidas y en proceso de one night stand se paraban del sillón en busca de un espacio más íntimo, parecía que los solteros tendrían el resarcimiento de estirar sus piernas sin la necesidad de ponerse de pie en un lugar saturado, con fila de una hora de espera en la calle. Pero no. Inmediatamente tomaron asiento sin pedir permiso dos clásicas “parejas amigas”, una suerte de hijo obeso del gobernador de un estado pobre del medio oeste en compañía de una suerte de Silvia Pérez que descartó el yoga en pos de seguir chupando pijas, más una mojigata emputecida seguramente por su amiga junto a un movilero desempleado que bien podría llamarse Pipo Metroimedio. Ambas se pusieron a besarse y acariciar partes de su cuerpo en el contexto de una mesa con gin tonic y chistes de caballeros. Lo más parecido a Juan Carlos y su Rumba Flamenca irrumpiendo en las instalaciones del Hotel Sands durante un espectáculo del Clan Sinatra.

Alguien me preguntó una vez por qué seguir saliendo. Por qué buscar una solución a los problemas precisamente en el mismo espacio donde se originan los problemas. Tal por el placer de conducir sólo, pasadas las cuatro de la madrugada, por una avenida vacía, siguiendo la onda verde a ochenta kilómetros por hora.

Mientras en la radio suena una canción.

7 Comments:

At 7:57 PM, Anonymous GC said...

Faltó agregar que en un momento se asomó Juan Ponce (de León), con las manos en los bolsillos, una gomita que le ataba el poco perlo que le queda y cara de, "es lo qe hay"...ñuego dio media vuelta y se fue...
Pero tal vez te lo perdiste porque estabas tratando de no ser golpeado por algún mojito volador...

 
At 9:33 PM, Anonymous cata said...

que lindo final

 
At 7:20 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Gracias, aunque siempre cabe la misma vieja pregunta de Rob Gordon: ¿soy miserable por escuchar canciones o escucho canciones porque soy miserable?

 
At 7:10 AM, Blogger Mamma Bambi said...

la escena final: soberbia. a veces volver manejando solo puede pagar varias noches como esas.

 
At 6:10 PM, Blogger paula said...

exxxxcelente.

me sorprendio tu version feminista trash del sexo como torre de control, como playa de control. estacionamiento

 
At 12:05 PM, Blogger Lady Marian said...

todavía me perturba pensar en Silvia Perez.

 
At 10:20 PM, Anonymous Anonymous said...

Excelente!!!!

 

Post a Comment

<< Home