Monday, April 24, 2006

Carta abierta a Bruce Willis

"Estimado señor Willis,

Permítame llamarlo Bruce. Merezco la confianza. No sólo contribuí a que el dinero cambiara de manos cuando salvó el Nagatomi Plaza y el mundo de un meteorito y de un virus que se le escapó de las manos a Christopher Plummer, sino que también di lo mejor de mí para que mis allegados difundieran lo grandiosas que son "El halcón anda suelto", "Billy Bathgate", "North", "Desayuno de campeones" o esa con Michelle Pfeiffer que se la pasan tirándose mierda mutuamente (y sin embargo es mucho más profunda que "Saraband" o que cualquiera de Bergman).

Sé que no conseguí demasiado. Pero si sirve, también estuve ahí cuando los resultados eran lo más cercano a una estafa, como "Asesinato en Hollywood", la saga "Mira quién habla", "La hoguera de las vanidades", "La muerte le sienta bien" y "El quinto elemento". Y no sólo seguí ahí, sino que hasta lo encontraba perdonable, si de vez en cuando al fiasco le seguían la de la familia de policías que son fanáticos de las lanchas (con Dennis Farina haciendo de su tío) o la del jugador de fútbol americano que se vuela la tapa de los sesos durante un partido, en la que llega a casa, encuentra a su mujer con su mejor amigo y se limita a decir: "déjenme adivinar, pasabas por acá, te tropezaste y se dio que tu pene cayó entre las piernas de mi esposa..."

Digo más: valió las de "Mi vecino el asesino", la de la segunda guerra con Colin Farrell y la de Mónica Belluci en Rwanda o donde fuere con tal de llegar a la escena de "Sin City" en que lo cuelgan del techo, dice "es hora de morir..." (fundido en negro) "¡¡¡pero todavía no!!!". O cuando se agarra el pecho y dice "muere un viejo, se salva una niña... es un buen trato...". No perdonamos a Steven Seagal que se meta delante de la cámara cuando Eryka Eleniak sale en tetas en "Alerta máxima", pero que usted rechace a Jessica Alba, en cambio lo hace grande. Sólo los necios pueden poner en duda su gusto. La carrera de ese hindú que es preferible no mencionar empezó a hacer aguas cuando dejaste de trabajar con él.

Sin embargo, a escasas dos horas de haber salido de tu última película, "7 - el número equivocado"... ¿En qué estabas pensando Bruce? Si fue el mejor guión que recibiste el año pasado, los malos debían ser aún peor que el de esa porquería para toda la familia en la que te reencontrabas con vos mismo de chico. ¡¡¡Fuiste John McClane abandonado y con resaca pero salvaste la Reserva Federal!!! No necesitás hacernos creer que sos cool. Lo sos. Hace poco en un kit de prensa me vino una remera sin mangas, y la guardé para cuando tenga cincuenta y me quede calvo y puede adoptar un look Willis. En serio, ¿qué necesidad de acudir a un hermano mogólico de Guy Ritchie como el director de tu última película? Tanto steady cam y cámaras atravesando muros y cambios de velocidad y saltos de blitch, ¿para qué? ¿No te enseñaron a sospechar de los guiones en lo que todo cierra de manera forzada? Un bobalicón como Josh Harnett no merece acercarse a más de cien metros tuyo. Fuiste Butch Coolidge en "Pulp fiction". Tuviste una cita a oscuras con Kim Basssinger cuando no se había convertido en una señora. Hiciste "El color de la noche" pero te habrá servido para ver en pelotas a Jane March (a quien nadie volvió a ver, ni desnuda ni vestida ni en una pantalla). Acá gracias que está Lucy Lui y con mucha ropa. Demasiada. ¿Nadie te dijo que las explicaciones de la trama parecen salidas de un episodio de Scooby Doo?

En fin. En un mes llega una nueva, dirigida por Richard "Arma Mortal" Donner. De un testigo al que tenés que escoltar las 16 cuadras que separan el tribunal de su casa. Espero que la decepción no me lleve a borrar de mi rígido tu disco de blues. Malo, malo, malo, muy malo, pero una evidencia inmejorable de por qué mejor dedicarte a lo que sabés hacer, que es películas.

Por último, te pido disculpas por escribirte en castellano. No faltará oportunidad para que algún Jesus o Luis o Palo que superpuebla una prisión tejana las haga de traductor. Y descubras que no es necesario apoyar la pena capital con el argumento de que los presidiarios consumen tus impuestos, como alguna vez dijiste.

Sin más, te saluda atte,
Mundo del Cinismo"

4 Comments:

At 8:29 AM, Blogger Marco Pollock said...

No es por contradecir, pero en el corto original de prueba de Sin City (que después se convirtió en la primera escena) aparece Josh Hartnett y, si bien no comparte pantalla con Bruce Willis, fue ese corto el que le mostraron para que aceptara hacer la película.

¿Qué se le va a hacer? Uno comete errores y parece que a Bruce le copa Josh.

(Te olvidaste de su participación en Friends, esa que nos demostró que los guionistas realmente se habían quedado sin ideas)

 
At 9:32 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Bueno, "40 días y 40 noches" es una gran película a pesar de Josh. Hay un director y se nota. Lo mismo en cuanto a su corto con "el mariachi" Rodríguez (que tenía entendido que se lo mostraron a Miller para que aceptara vender los derechos, no a Bruce para que trabajara -nota: es irónico que el que caga a Bruce en "Sin City" sea Michael Madsen... O sea, quien lo reemplazó en "Kill Bill").

Pd: nunca vi "Friends". Sé que me pierdo de algo y nunca es tarde pero en fin. De momento Entourage y My name is Earl reclaman mi tiempo de televidente.

 
At 8:04 AM, Blogger Marco Pollock said...

El corto ese se lo mostraron a casi todas las personas que actuaron en la película, para mostrarles la estética que iba a tener. El mariachi rodriguez sabe vender un proyecto.

De cualquier manera estoy enojadísimo porque no incluyó en el cast a su actor fetiche, Danny "soy el mexicano más feo y malo de todos los tiempos" Trejo.
Tal vez lo haga en la segunda parte.

Los primeros años de Friends son muy buenos, pero sigo prefiriendo Newsradio.

MP

 
At 8:32 PM, Anonymous andres alberto said...

me parecio muy graciosa tu carta, y profunda. te faltó nomás decir que hizo Sexto Sentido y que en esa la primera vez caímos todos.

 

Post a Comment

<< Home