Saturday, June 10, 2006

Actualizando el blog mientras se juega el mundial

1.1. ¿Por qué la mayoría de las personas consideran un hecho llamativo la ausencia del menor interés ante una partida de fútbol-soccer?

1.2. De la misma manera en que algunos se interesan por el denominado balompié, están quienes se interesan, supongamos, por el ragtime. La diferencia es que los últimos ahorran miradas inquisitorias ante aquellos a los que no dice nada el nombre de Tom Turpin o de Percy Wenrich.

1.2.1. Tanta reivindicación varonil en la competencia pone a los fanáticos del fútbol en un rol análogo al de los homosexuales ante su elección. Se sabe, los homosexuales no dejan pasar un minuto sin recordar sus gustos, cuando el heterosexual no necesariamente se lleva la mano a la pija en cada ocasión en que pasa una hembra apetitosa. Pues los fanáticos del balompié no dejan de repetir su fervor ante el evento, cuando para sus detractores es un juego, y ya.

2.1. No es que se plantee un extremo lineal de esos que sirven de burla a la ironía rudimentaria (más cercana a amanuense ad-honorem de revista de "arte, literatura y pensamiento" que a George Bernard Shawn) de la clase media mayoritariamente judía venida a menos que se psicoanaliza un par de veces a la semana. Cual tapa del matutino La Nación de la fecha, en la que la encantadora (pero a veces equivocada) Susy Reinoso "denuncia" cómo el interés puesto en el primer partido de la selección quita la atención que "merece" el vigésimo aniversario de la muerte de Borges.

2.1.2.En ese caso ojalá hubiera un mundial todas las semanas, si sirve para que se metan la lengua en el culo tanto las lecturas oficialistas del industrial y dirigente del club de Huracán, Alejandro Vaccaro, como las de la profesora Sarlo y su séquito de niñatos sabelotodo tan Nacional Buenos Aires o Aula XXI.

2.2. Y hablando de intelectuales orgánicos, qué decir de los Dolina, los Galeano y los Pablo Alabarces que dedican páginas y páginas a un populismo acrítico, incapaz, cuando llega la ocasión, de establecer un diálogo con aquellos que no coinciden en su (tan poco) suspicaz mirada. Ahí está Alabarces, dedicando casi todo un libro a disparar (careciendo siquiera del charme terrorista de evadir el blanco para darle a un juez) contra Sebreli y su Fútbol y masas (reeditado como La era del fútbol, se consigue en económica y elegante edición de bolsillo). Y claro, a Juanjo le basta con responderle a través de una nota al pie, en la que explica que no entiende demasiado la jerga universitaria del doctor Alabarces. Quien insiste con apelar a una "honestidad" intelectual, como si la honestidad fuese algún tipo de patrón filosófico, cuando en fin, aunque así lo fuera en ese caso Alabarces debería recordar sus "trabajos" para la comisión de seguridad en los estadios encargada por el peronismo progresista -si acaso cabe la contradicción del término- a Javier Castrili, arbitro de balompié cuestionado por su falso rigor entre megalómano y meritocrático, y ocasional patiño de Jorge Lanata.

2.2.1. A propósito de Lanata, dicen que cuando acaba, se caga (no viene al caso, pero es un buen chismes -¿imaginan a la mucama, llegando por la mañana, y encontrándose con la mierda en las paredes, y pensando "sí que hubo acción ayer por la noche"?).

2.3. Qué decir, yendo más allá del fútbol, de toda esta movida plagada de un romanticismo sui generis que cree estar descubriendo la vacuna contra el cáncer al abordar prácticas como la murga o la cumbia, o al rodar con la cámara digital que les regaló papi peliculitas con gente vomitando que pretenden ahondar en sarcasmo pero terminan rayando en la mera ingratitud. Gente que cree ponerse a la vanguardia organizando fiestas très cool en burdeles o montando en Corrientes espectáculos que si dirige Muscari es arte, pero si dirige con mucho mejor gusto Gerardo Sofovich, se trata de mera chabacanería.

3. Raro que tratándose de eventos TAN relevantes los futbolísticos, nadie pregunte qué estabas haciendo mientras jugaba la selección, como sí es natural preguntar qué hacías cuando mataron a Kennedy o cuando los talibanes atacaron las torres. Cierto, estabas mirando el partido. Ah.

32 Comments:

At 3:17 PM, Anonymous Anonymous said...

ves ?? sos lo suficientemente brillante como para obviar cualquier comentario desafortunado
saludos !!
PD: SOS LO MAS

 
At 4:27 PM, Anonymous Anonymous said...

Si, hay que recordar la lamentable réplica de Juan Saturnian o como se llame a Juanjo: "Sebrelli, a vos te tienen que mandar al arco".

 
At 5:38 PM, Anonymous Cecilio said...

Me parece que este post es un ejemplo de una tendencia exactamente opuesta y simetrica a la que critica: la de los que se sienten superiores a la mayoria "homogenizada" por no importarles el mundial. Decis "Pues los fanáticos del balompié no dejan de repetir su fervor ante el evento, cuando para sus detractores es un juego, y ya." Yo lo veo mas bien al contrario; los fanaticos asumen su fevor como "normal" (y con razon, porque para bien o para mal es compartido por la mayoria) y justamente por eso no repiten sin cesar su fervor; mientras que los indiferentes sienten la necesidad de marcar bien clara su indiferencia para distinguirse. Por supuesto que las defensas intelectuales de la pasion por el futbol que criticas en los puntos 2.2 y 2.4 no son muy solidas, pero tampoco lo son las criticas intelectuales de la misma como la de Sebreli, que las anteceden y motivan como refutacion. Lo unico que se puede decir es: a la mayoria la apasiona el mundial, bien por ellos, que lo disfruten; a la minoria no le interesa, bien por ellos, que disfruten sus otras ocupaciones. Es innecesaria toda mayor elaboracion intelectual al respecto.

Y por cierto, no trates de imitar a Wittgenstein en la estructura porque no te sale

 
At 5:41 PM, Anonymous ESTO ES UN SITIO DE GUERRA said...

KABOOOOOOM!!!

 
At 6:19 PM, Anonymous GC said...

MdC: no vas ni al arco, hermano...

 
At 6:45 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Querido Cecilio: lo que se ofreció fue un punto de vista, y como tal no pretende una noción de certeza como a la que sí aspira tu sentido común forzosa y forzadamente "psicologista", al ofrecer una confrontación entre partes como si fuese una carrera de embolsados o un grupo de niños prepubescentes midiéndose el tamaño del pene.

Cito: "Yo lo veo mas bien al contrario; los fanaticos asumen su fevor como "normal" (y con razon, porque para bien o para mal es compartido por la mayoria) y justamente por eso no repiten sin cesar su fervor; mientras que los indiferentes sienten la necesidad de marcar bien clara su indiferencia para distinguirse".

De todas maneras, ¿y si fuera así, qué hay con distinguirse?

Volviendo al principio, como no es la intención que el amable lector tenga que estar de acuerdo con dicho punto de vista anteriormente mencionado, tampoco la idea es forjar un debate pastoril, en la senda programa cultural de la televisión pública, de cultura legítima vs. cultura popular (el mismo Sebrelli da por superada dicha bipolaridad, siendo un continuador de varios conceptos de la Escuela de Frankfurt -este sentido, ¿estás seguro de conocer su obra como para sostener, tampoco con un argumento demasiado sólido, su carencia de solidez?).

Así que cuando tengas una idea que no parezca sacada de un artículo de Sandra Russo publicado en un boletín del Ministerio de Educación, haré el honor de tener un contrincante de tu lucidez (en esta ocasión cegada por el impulso competitivo de ganar una discusión que no existe, dado que la conclusión es análoga: "a la mayoria la apasiona el mundial, bien por ellos, que lo disfruten; a la minoria no le interesa, bien por ellos, que disfruten sus otras ocupaciones").

Y en fin, no creo que Wittgenstein haya patentado la estructura (y de haber sido así, sus derechos caducaron hace tiempo), pero lo que importa es que se trataba de un homenaje a tí, mi querido amigo, que una vez más has dado una patética muestra de ingratitud. Et tu brute!

 
At 6:56 PM, Anonymous San Filipo said...

Usted GC no venga a hacer alarde de hazañas futbolísticas, porque bien que en Mar del Plata con cierta chica se comió (y mal) los amagues.

 
At 8:05 AM, Anonymous Alejandro said...

Cito:

"Bla bla bla bla bla bla bla no sabes nada sobre Sebrelli bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla Wittgenstein no patento nada bla bla bla sos un ingrato, et tu brute"

Sobre los unicos tres puntos sustantivos que puedo distinguir por entre la espesa humareda retorica, mis respuestas a los tres son simplemente admitirlos y decir: Touche Bob.

 
At 8:40 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Perdón al amable lector por pecar de infantil, pero no me perdonaría jamás el no decirle a Cecilio:

JAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAA!!!!

YO ATRAPÉ AL GATO...
YO ATRAPÉ AL GATO...
TE ATRAPÉ A TÍ...
TU ERES EL GATO

 
At 8:53 AM, Anonymous GC said...

Para el Nene: de visitante y con las figuras lesionadas no se quiso exponer a los pibes del club. Había que llevarlos de a poco...

 
At 8:59 AM, Anonymous Guillemo Nimo said...

¡¡¡Perla negra para GC, que con esa actitud más bien parecería que se quería atajar unos penales en la calle Godoy Cruz!!! Por lo menos así... lo veo yo...

 
At 9:01 AM, Anonymous GC said...

Creo que hay un error conceptual, ya que en todo caso yo no fui quien se comió los amagues, sino que los ejecuté con maestría y dejé el tendal...

 
At 9:02 AM, Anonymous Tribuna Caliente said...

Roja para G.C.

 
At 11:21 AM, Anonymous Anonymous said...

JAJAJAAJAJJAAJAJAJ!!!!JAJAJAJA

 
At 1:00 PM, Blogger DrNitro said...

Por el bien de las futuras generaciones: BORRÁ EL PUNTO 2.2.1

 
At 4:15 AM, Anonymous Barna said...

Hitchens como web recomendada, MdC? Me extraña e intriga a la vez. Paso el link de un articulo sobre la "vuelta de panqueque" politica de Hitchens que me suscito simpatias:

http://www.counterpunch.org/finkelstein09102003.html

 
At 8:14 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Justo por estos días tenía ganas de escribir algo sobre Hitchens, a raíz de que en una misma semana leí su ensayo sobre la Madre Teresa y volví a ver el documental que se basa en "Los procesos de Henry Kissinger".

Y en fin, es curioso que Finkelstein termine asimilando al mismo Hitchens algunas de sus críticas hacia Kissinger, porque cierto marxismo bastante provinciano, que se esfuerza en construir un orden "neo-conservador" que le de un rostro al "enemigo", tampoco se diferencia mucho de las diatribas del doctor Henry hacia el buen Hitch (donde en uno dice "su apoyo a la guerra en medio oriente", reemplazar por "sus ataques a la Madre Teresa y Jackie Kennedy").

Pero respondiendo a la intriga; los cuatro libros que conozco de él, más algunos artículos envidiablemente brillantes (caso su reseña de "Farenheit 9-11"); creo que son motivo suficiente para celebrar su obra, más allá de los desacuerdos que pueda suscitar la misma (y que es la idea que suscite, como en todo digno polemista).

Incluso, doblando la apuesta, no me parece un motivo demasiado sólido el denostar a partir de un punto cardinal "derecha/izquierda". Para el caso, sería mucho más interesante leer a Luis Zamora que a Allan Bloom o a Daniel Bell.

 
At 8:16 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Uyyyy, no, ahora que lo pienso, esta respuesta suscitará una nueva cruzada por parte de Cecilio, en pos del progresismo y la corrección política (sep, las opiniones de Chomsky y de Cecilio prueban que los científicos deberían permanecer en sus laboratorios, antes que opinar sobre aspectos de la vida pública)

 
At 10:27 AM, Anonymous Barna said...

Comparto que la reseña de "Farenheit 9-11" era muy buena al darle con un palo al populismo infantil de Moore y su intento patetico de generar algun tipo de oposicion desde esa posicion Pergolini-ana de denunciador de dos pesos.

De todas maneras, debo admitir mi sesgo y decir que sospecho profundamente de lo polemistas profesionales, cualidad que Hitchens posee (al menos en las notas que lei, no conozco realmente sus libros). Politicamente el planteo de Finkelstein es flojo porque en algun punto parece exigir algun tipo de "fidelidad" a las ideas politicas, cosa bastante debatible si consideramos que el debate politico es un debate intelectual mas (que ya es considerar...).

Sin embargo, cuando afirma que la postura "digo-lo-que-quiero-todo-me-importa-un-huevo" de Hitchens es en realidad todo lo contrario, a saber, un cuidado intento de armar quilombo, creo que da en el blanco.

Pero nuevamente, puede ser mi sesgo de pensar que expresar unas ciertas opiniones "opuestas" a la posicion politica propia es el equivalente de un gesto cool en los politicos del siglo veintiuno, sobre todo cuando son cuidadosamente seleccionadas y son (oh sorpresa) siempre las mismas.

Coincido con lo de Chomsky. Al labo! (exclamacion ingenieril, sabran disculpar vuestras humanisticas mercedes)

 
At 11:01 AM, Blogger Marco Pollock said...

Estoy buscando confirmar que Luis Zamora formaría parte estable del elenco de la remake de la serie "el contra"... ¿Alguien tiene algún dato?

MP

 
At 11:31 AM, Blogger paula said...

Compléte el 2.2.1 si vous plais..

 
At 12:13 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

(a barna) completamente de acuerdo con el hecho de que en ciertos contextos romper con el cliché las va de intento de sofisticación más bien insostenible, y que operación calculada o no, como todo digno polemista Hitchens también adolece del síndrome del doctor Frankenstein y en ciertas ocasiones cree que puede dar vida a lo que sea (como prueba está su cruzada contra el doctor Kissinger, un poco ingenua por fuera del territorio anglosajón).

Lo que no quita que, en un panorama asediado por la jerga académica y por el sentido común tan bienintencionado como vacío, la obra de Hitchens cuente a mi entender con algunos méritos no menores: uno es la capacidad de discutir desde una prosa y desde argumentos perfectamente legibles; otro es la capacidad de explayarse entre líneas, de "seducir" al lector lanzándole un cross de mandíbula, incitándolo a una lectura activa (en tiempos de pensamientos digeridos que se entregan al lector promedio). Por ejemplo, en su biografía crítica de Orwell, cuando aborda su colaboración con la CIA, podemos optar por una lectura lineal del tipo "se enamoró del personaje y defiende lo indefendible", o bien podemos ir más allá y leerlo como una crítica a la obra de Frances Sortnor, y más sutilmente (aunque Hitch lo explicite) al relativismo de los llamados Estudios Culturales.

Insisto, no es que Hitchens haya inventado nada. Pero es un tan digno como sagaz polemista en la senda de Gore Vidal, que encuentra su correlato nacional en no menos dignas figuras como las de Sebrelli o James Nielson, o más contemporáneamente Grieco y Bavio o Sergio DiNucci.

(a marcos) el ex diputado por el partido de Zamora, Héctor Bidonde, desmintió hace poco el rumor, cuando le preguntaron si era cierto que en esta nueva aventura, él tendría el rol de Antonio Carrizo. Dijo que el proyecto era demasiado costoso para dejarlo en manos de figuras poco conocidas, y que los productores finalmente se decantaron por una comedia con Victor Laplace como presidente de la Argentina.

(a Paula) en algún lado tengo el teléfono del protagonista de 2.2.1. Si te parece te lo doy y nos contás...

 
At 12:41 PM, Anonymous chechus said...

yo sí puedo contestar qué estaba haciendo mientras jugaba la selección: comprando ropa.

 
At 1:01 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Caramba, querida Ch., luego de leer en tu sitio tantas alusiones a felar, a la saga Emannuele y a excitarse bailando y meneándose, amén de la metodología comparativa en torno a dos amantes distintos, hasta llegar a los dos puntos imaginé que lo que seguía era algo bastante más sucio (ya te tomé de punto, ahora, siguiendo tu promesa, tenés que morir "de amor y lujuria y todo eso" -risas)

 
At 1:20 PM, Anonymous Cecilio said...

1) Tanto te convencio Hitchens de la validez del "preventive strike" que ahora lo aplicas contra mi? Que es eso de dedicar todo un comentario a contraatacar un comentario que yo no pensaba hacer?

2) Chomsky es un linguista teorico, y yo un fisico teorico. No tenemos laboratorios a los que volver.

3) Los cientificos tienen tanto derecho a opinar sobre aspectos de la vida publica como cualquier otro. Es precisamente por eso que se llama publica. Otra cosa es si presumen que tener credenciales de cientifico en otras areas no relacionadas les da mayor sapiencia, pero eso es algo que nunca hice, ni creo que Chomsky haga.

4) No todos los cientificos se decantan por el progresismo y la correcion politica. Si entras desde mi blog al de Lubos Motl, profesor de Harvard, encontraras que consiste un 30% en ultatecnicos posts sobre teoria de cuerdas y un 70% en rabidos ataques contra el ecologismo, el feminismo, la correccion politica, Al Gore, y todo aquel que ose criticar a Bush (todas cosas que denotan ipso facto, segun el, un IQ inferior aa 85).

5) Te das cuenta de la inmensa promocion que acabas de hacerle al blog de Chechu con el ultimo comentario? Te paga ella?

 
At 1:35 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

En esta ocasión, corriendo el peligro de que nuestros diálogos se asemejen aún más a una mala versión de Frasier (sólo nos falta hacer "chistes" sobre el pinot noir), me toca a mí decir: touchè, Cecilio.

Aunque de todas maneras, cómo no reparar en cierta escena de celos para con nuestra amiga del blog filleputein. ¿Será que son tiempos tan decadentes (al menos para el celoso Cecilio) que el sexo atrae más lectores que la física teórica?

 
At 8:41 PM, Blogger Akumu_no_yume said...

HOY DIGO NO!

ex ex miau.

 
At 9:13 PM, Blogger julieta said...

que cómicos, dan ternura.
Ah, si juega la selección no se hace otra cosas que mirar el partido, obvio.
El tema es..la selección de quien.

 
At 8:18 AM, Blogger DrNitro said...

Una salvedad... No soy un fanático del fútbol, al contrario, pero debo admitir que recuerdo con presición donde estaba cada vez que la selección jugó un partido en el mundial (sí, a veces no estaba viéndolo)

 
At 9:05 AM, Anonymous El Kaiser said...

La selección es el equipo de todos...

 
At 4:59 PM, Blogger Cecilia Paz said...

Pibe, andá al arco.

 
At 5:01 PM, Anonymous Pibe said...

¡Obligame! (aparte, viniendo de alguien que le gusta Drexler...)

 

Post a Comment

<< Home