Tuesday, July 12, 2005

El círculo vicioso II

Mariana me cuenta detalles sobre la cita con una rubia falsa de un ex ligue de Albertina. Pide por favor que no se lo diga a Albertina. La información es demasiado buena, llega a oídos de Albertina, con la seguridad de que no dirá a Mariana que se lo dije. Al día siguiente Albertina pregunta a Mariana por qué no le contó la historia del ligue de su ex ligue, y obviamente le pide a Mariana que no diga que yo se la conté. Mariana reprocha por qué se lo conté a Albertina, cuando pidió expresamente que no lo hiciera. Y claro, agrega que no le cuente a Albertina... Pregunto a Albertina por qué le contó a Mariana lo que yo le había contado, cuando el trato era que no lo haría... Y claro, pido que no le diga a Mariana que le acabo de contar.

3 Comments:

At 4:20 AM, Anonymous Alejandro said...

Estoy seguro de que hay un cuadro de Escher sobre esta historia. O deberia haberlo.

 
At 11:04 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Sí, se titula "Todos terminaremos contaminados por un yimi o una botas" (lectores neófitos: vean post de mayo para dilucidar qué es un yimi y qué es una botas)

 
At 10:56 AM, Anonymous mundo del cinismo said...

De todos modos, los yimis y las botas terminan siendo mucho más felices que quienes les disputan el mercado amoroso.

 

Post a Comment

<< Home