Monday, March 20, 2006

¿Qué clase de hombre utiliza la palabra "bombón"?

Omnibus de regreso. Quiero creer que por los conflictos sindicales de las aerolíneas, Ethel Rojo viajaba en el piso inferior. Quiero creer, porque sería triste que la conductora de "Gánele al dos" (con sus concursos en los que los últimos proletarios de la víspera del primer gobierno de Menem, tenían que sostener un ladrillo la mayor cantidad de tiempo posible) haya caído lo suficientemente en desgracia como para que el festival la trasladase en un ordinario micro de prensa e invitados que no son famosos. O tal vez tiene miedo a volar, como Juan Carlos Calabró (que nunca visitó Europa a raíz de su fobia).

A pocos asientos, un crítico especie de chico de "Casi famosos" que creció y optó por borrar de su mente los consejos fatalistas de Lester Bangs, en pos de aquella lobotomía que llamen "enamoramiento", se quejaba de "Torrente 3" no porque no funcionasen sus chistes ni porque tuviese torpezas narrativas sino porque "¡¡¡Hay una violación!!! ¡¡¡Violan a una mujer!!! ¡¡¡Y se supone que es gracioso!!!"

Al rato sonó su celular. Su novia, evidentemente. O al menos bajó la voz, cuando en fin, si está tan convencido de que el amor puede con toda la mierda que dicen en ese fragmento de Corintios que leen en los casamientos, debería haberse mostrado más convencido. Al despedirse, dijo "nos vemos en una hora, bombón...".

En fin. Hablando de Ethel Rojo, el amor (si es que hay algo que podemos denominar así) es lo más parecido a un programa de entretenimientos: nadie entiende muy bien cómo ni por qué, pero a tiempo real todos están hablando y pretenden vivirlo en directo. Y se caracteriza por una fachada anti-totalitaria y una empiria totalitaria. Es optimismo ingenuo conducido por una mierda como Nico Repetto. Es el sentimiento más puro que todo lo consuela, pero al mismo tiempo, ¿qué nadie se da cuenta lo diabólica que es la idea de "hasta que las muerte los separe"? ¿Qué no es malvado creer que se puede poseer a un ser humano? No. Los reproches "morales" caben sólo para el oficial Torrente. "¿Nos hacemos unas pajillas? Nada de mariconadas".

1 Comments:

At 4:52 PM, Anonymous UBA-eño disidente said...

Si, pero no. O sea, la vision de que casarse es "poseer a otro ser humano" tiene la misma profundidad de Ester Diaz en su cuadernillo-recopilacion de Sociedad y Estado diciendo que el matrimonio es "el intento de prolongar indefinidamente lo fugaz del enamoramiento" o palabras analogas, todo para probar no se sabe bien que idea sobre la filosofia del devenir. Como para infartar a tres o cuatro antropologos. Para que se de cuenta un estudiante de Ingenieria, debe ser grave.

Igual hay argumentos en contra, sin duda. Pero no se si ese.

PD: bueno el post

 

Post a Comment

<< Home