Sunday, April 16, 2006

Odiamos tanto a Robin "la vida es linda" Williams

Amiga presenta novio. No podrías explicar muy bien por qué, pero hay algo de él que no te cierra. No es que sea un tipo jodido. Ni que tengas la impresión que de alguna manera u otra va a cagarla. Al contrario. Es un sujeto que cae bien a todo el mundo. Aunque su carisma te parece más bien asemejable al de un adolescente con problemas de focalización al que recetaron una dosis excesiva de Ritalin.

Viendo un sketche de Saturday Night Live, en el que Will Ferrell conduce un programa de entretenimientos del que participan celebridades (o mejor dicho, el elenco estable imitando celebridades), de pronto me percaté que el problema del sujeto es que se parece a Robin Williams. Robin. No Robbie. Robin. Mork, el docente del Nacional Buenos Aires mezcla de hiperkinesis y retraso mental que incentiva a disfrutar de la vida a sus alumnos niñatos en ese golpe bajo llamado "La sociedad de los poetas muertos", el actor desempleado que se disfraza de ama de llaves inglesa cuando su execrable ex esposa le prohíbe ver a sus hijos, el médico que devuelve la sonrisa a niños con leucemia, el locutor que lleva "alegría" a las minorías étnicas antes de ser asesinadas por el Viet-con y el locutor que devuelve la sonrisa en las filas de los hornos (y luego criticaban a Spielberg cuando la cámara de gas se resulta una ducha...), en pocas palabras, ese esfuerzo innecesario por convencernos de cosas que no tienen convencimiento, cuyo androide en una adaptación de Asimov (según las malas lenguas) produjo el infarto que mató a Stanley Kubrick.

La antítesis de Robin Williams es cualquier canción de Aimme Mann. "Ahora que acabamos de conocernos / tenés alguna objeción / para que no nos volvamos a ver". "Así que haceme un favor / Si ves que me tambaleo sé mi salvador / y apretá el gatillo". "Hacé una lista de todo lo que necesites / antes de firmar el trato / porque esto no tiene final..."

¿Qué es el infierno? Despertar y descubrir que vivís en una comedia de compadres con Robin Williams, Roberto Benigni y Eduardo Blanco interpretando a Médicos sin Fronteras que deciden revivir la navidad en un pueblo de los Balcanes. El leit motiv sería "Miss Sarajevo" (por Bono y Pavarotti). Y dirigiría el imbécil de Kusturica.

5 Comments:

At 7:36 PM, Blogger julieta said...

Noto una creciente admiración por Aimee Mann, realmente me preocupa. (abriendo el emule)
Es totalmente comprensible tu adio, asco y demás síntomas por alguien que te recuerda a quien podría decir sin ponerse colorado "good morning Vietttt Naaam.."

 
At 8:07 AM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Sep. También sucede con Brion pero sigue siendo una admiración limitada (hasta donde sé, no hubo ediciones nacionales de "The forgotten arm", ni de los últimos dos soundtracks de Jon). Yo amo a Aimee Mann desde que la vi sin saber quién era en "El gran Lebowsky".

 
At 10:08 PM, Anonymous Anonymous said...

Mas alla del ¨titulo¨ que le has colocado, vereme ubicado muy por debajo de un blog como fille de putain, es una humillacion. No cabe otra palabra.

 
At 8:28 AM, Anonymous The Nazi Blogger said...

OK... NO LINK FOR YOU!!! NEXT!!!

 
At 2:14 AM, Anonymous Anonymous said...

What a great site
Foreign patent documents Fair tax book + signed buy didrex online plaques home decor

 

Post a Comment

<< Home