Monday, July 24, 2006

Se Vende

Una vez más (y van...), el rumor tomó estado público y se convirtió en una noticia muy triste en tiempos de noticias tristes: cierra el cine Cosmos. O mejor dicho, sus dueños pusieron a la venta el edificio, y al día de la fecha parece que el predio pasará a ser otro estúpido hotel "de diseño". Y si algún ingenuo todavía cree que tal vez el Gobierno de la Ciudad pueda intervenir para salvar una de sus salas más tradicionales, que sepa que uno de los motivos de la venta son las reglamentaciones (que cambian día a día) como parte del efecto Cromagnon, sumado a que por alguna razón el festival de "cine independiente" financiado por la ciudad decidió excluir el Cosmos de su circuito de exhibición.

Y sí. Es cierto y duele. Como sala dejaba que desear. Sonido que perforaba los tímpanos con un cuchillo oxidado, foco que no cambiaban desde tiempos de Nikita Kruschev. Esa Sala 2 en la que pagabas el mismo precio por una proyección en vídeo, con sus 35 butacas entre un pasillo de ómnibus de media distancia. Y los malhumores de sus empleados, sólo comparables a los de los mozos de La Giralda (que parecen salidos de un centro de detención clandestina de los 70).

Pero al mismo tiempo, sin ahondar en el pasado, este año fue una de las dos únicas salas en la que encontró exhibición una de las diez mejores películas del año, la imprescindible Salvador Allende de Guzmán. Sin mencionar que a diferencia del MALBA o de la Lugones, el Cosmos siempre eludió la estupidez cool y programó un ciclo de films soviéticos a un peso la entrada.

Con tantos montoneros y viejos militantes en el gobierno de un presidente incapaz de administrar una ferretería, ¿qué ninguno sintió nostalgia por la sala alguna vez especializada en cinematografías del este de Europa, y se propuso evitar el cierre? Sobre todo considerando que sus futuros ex propietarios poseen el catálogo del sello Artkino (creado durante la Guerra Civil española con el fin de recaudar fondos para la República), que quién sabe, tal vez ahora vendan al MOMA o a alguna universidad del Imperio que tanto dicen detestar nuestros funcionarios públicos.

Hace un par de años, ahí vi Goodbye, Dragon Inn de Tsai Ming-Liang. Película, justamente, sobre la última función de una sala, con mucha lluvia. Recuerdo que al salir del Cosmos también llovía.

7 Comments:

At 5:17 PM, Blogger Marco Pollock said...

Yo vi Full time Killer de Johnny To en ese cine, nunca lo olvidaré por eso.

También vi la premier de Mi mamá es un zombie con Mónica Ayos, eso me gustaría olvidarlo, pero no puedo... NO PUEDO.

MP

 
At 5:52 PM, Anonymous estrella-distante said...

El Cosmos, despues de la Lugones, fue una de las primeras salas que me adoctrino a ir al cine sola y todas las semanas.

A pesar de la ¨incomodidad¨ en mi grilla Bafici el Cosmos tenia lugar de privilegio.

Tengo muy presente el dia que vi en la salita de sillones ¨Sonatine¨. Era una funcion de la tarde y estabamos un jubilado y yo. Finalmente el jubilado se fue y me quede sola.

Por dios, que no le pase nada al Cineduplex...

 
At 6:03 PM, Anonymous coleman sirk said...

Quedará en mi recuerdo la función de Elvis: That's the Way It Is

 
At 8:02 PM, Blogger Mundo del Cinismo said...

Marcos: Fulltime killer limpia todos los pecados, o al menos esa es la conclusión luego de adquirir el DVD y verla tres veces. estrella: ¿cómo olvidar las videoproyecciones de los cuatro primeros Kitanos, y de Viva el amor y The hole de Tsai Ming Liang? Incluso alguna vez anunciaron clásicos y más de unos fuimos contentos hasta descubrir que se trataba de la sala pequeña y ya no un beta, sino un vhs alquilado en el videoclub de la esquina. Coleman: yo estuve ahí. Imposible de olvidar.

 
At 8:29 PM, Anonymous merrick said...

Sí, y yo en la sala pequeña vi "Madre e hijo", sentado en uno de esos sillones que eran más raros que la película.
Adiós al Cosmos, y espero que no le haya pasado nada a Enrique Symns...

 
At 10:46 PM, Blogger Akumu_no_yume said...

yo tengo muy mala memoria para titulos, nombres de personas y grandes porciones de mi vida, pero que lastima que en este pais se tenga tan poco respeto por los lugares historicos.

un sniff por el cosmos...

Sniff..

lastima que no puedo olvidarte, porque en si, no recuerdo que hice por esos lares...JEJEJEJE

saludos
ex ex miau

 
At 8:21 PM, Anonymous Matías Pailos said...

recuerdo con muchísimo cariño estar a los arrumacos en los colchones de la sala 2 con una novia flaca de pelo corto no viendo una película de Mijalkov. Recuerdo haber recibido como un coscorrón 'Solaris', de Tarkovski. Recuerdo haberme puesto de pie con mi amigo Zedi Cioso para aplaudir a palmas batientes el final de 'Dead or Alive', de Miike.

 

Post a Comment

<< Home