Tuesday, August 01, 2006

No resistí la tentación...

...y vi la magistral secuela de la de por sí magistral Clerks (Kevin Smith, 1994) en una copia bastante lamentable bajada de la internet. Pero a quién puede importarle cuando las cosas están bien hechas, al punto que hasta Ben Affleck tiene el papel de su vida (gracias a una aparición de 40 segundos casi sin diálogo).

Y esos diálogos tan recurrentes a la obra de Smith sobre la saga Star Wars, en esta oportunidad como parte de un duelo sangriento con fans de El señor de los anillos (que incluye descalificación de la inminente, y probablemente desastroza, película de los Transformers). Y Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Rosario Dawnson... Con menos que su pretenciosa y anterior película, Jersey girl, en Clerks II, Smith consigue algo mucho más ambicioso, que es lograr que el espectador se enamore en paralelo al protagonista (aquello que conseguía Lubisch con Garbo en Ninotchka).

Y todavía hay lugar para la sátira religiosa de una nación fanática que reclama secularización lejos de casa, y el regreso de Jay y Silent Bob (que dicen haber estado en prisión, a propósito de su injustificada ausencia en Jersey girl) y Jason "Earl Hickey" Lee dejando su rol de humillador desgraciado para convertirse en un humillado nerd que hizo millones con una punto.com, y el hermano de Earl Hickey como cliente de Jay y Bob (dealers de poca monta, ahora alejados de la adicción gracias al cristianismo); en concreto, Smith se consagra como el más estúpido inteligente, o el más inteligente de los estúpidos, y consigue su mejor película desde Dogma (aquella del mesías negro, la descendiente de Jesús que trabaja en una clínica de abortos y los skaters que ayudan a salvar el mundo).

Ah, la trama: por culpa de Randall, Dante pierde el Seven Eleven donde trabaja, y ambos pasan a una hambuguesería símil-McDonalds con puerta que muge al abrirse. Al igual que en Blue in the face de Auster/Wang y que en La peluquería de Don Mateo de Gerardo Sofovich, un día en la vida del local (el día anterior a que Dante viaje a Florida con su futura esposa), contiene la totalidad de los hechos del universo. Hay quienes aman a Truffaut al ver el desarrollo de Antoine Doinel en sus diversas películas. Otros preferimos a los personajes de Smith (incluso cuando son interpretados por un mismo actor).

2 Comments:

At 2:19 PM, Blogger Marco Pollock said...

Ahora tengo más ganas de verla, maldito maldito seas.

 
At 2:12 AM, Anonymous Desvelada said...

Amo el duelo entre Star Wars y LOTR, simplemente genial.:P

 

Post a Comment

<< Home